La prevención de las demencias supuso 86.700 euros durante 2010

Objetivo. Atender a personas del ámbito rural para retrasar la aparición de enfermedades como el alzheimer.
F. M. M.

En la provincia de Salamanca hay más de 5.000 personas que padecen algún tipo de demencia, según estimaciones estadísticas de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer, por lo que trabajar en el retraso de la aparición de estas patologías es uno de los principales objetivos del convenio firmado durante varios años entre la Diputación y la Asociación.

En la presentación de los resultados del último convenio referido a 2010, el diputado de Bienestar Social, Alfredo Martín Serna, explicó que la Diputación destina 60.700 euros y la Asociación de Familiares de Enfermos otros 26.000 euros para este programa de atención básica para prevenir los deterioros cognitivos vinculados en el ámbito rural.

Los objetivos del programa son combatir y lograr el retraso de las demencias en las personas que viven en los pueblos de la provincia, además de la atención a las que ya padecen la patología.

Para ello se trabaja en tres ámbitos: la atención a domicilio, la atención grupal y el cuidado en las residencias. Las horas de atención directa realizadas a través de este programa fueron 3.126 en 2010; las horas de valoración 780, normalmente se dedican 20 horas para cada valoración; y las horas en los talleres de prevención han sido 117. El total supone 4.023 horas.

Para la prevención de las demencias, este convenio impartió en 2010 ocho talleres en la zona de Tamames en las localidades de Alba de Yeltes, Dios Le Guarde, Mogarraz, San Martín del Castañar, San Muñoz, La Sagrada, La Alberca, Aldeanueva de la Sierra; y dos talleres en la zona de Lumbrales y Vitigudino, en las localidades de Mieza ySaucelle. Así han sido 180 personas las que han acudido a estos talleres, en los que también se han detectado algunos casos de inicio de demencias y se han derivado a los servicios sanitarios.

El director médico de la Asociación, Roberto Rodríguez explicó que en estos cuatro años de convenio se ha conseguido ralentizar el avance de las demencias, algo que consideran muy positivo porque supone que las personas pueden vivir más tiempo con más calidad de vida.

Residencias
Este convenio también sirve para atender a una población especialmente agrupada que se encuentra en las residencias, cuando la enfermedad está en las fases dos y tres, los pacientes son atendidos en los centros de día o residenciales. Así se han evaluado enfermos de Saucelle y Barruecopardo, que ya han pasado a ser atendidos. Los responsables de la Asociación esperan ampliar la atención a más pacientes a lo largo de la provincia, con terapias grupales e incrementando la prevención. Aunque el director médico reconoció que no se puede atender al cien por cien de la población. “Sabemos que hay muchos pacientes con demencia que se encuentran en las áreas rurales como indican las estadísticas por la edad media de la población”, afirmó.

Los responsables de la Asociación explicaron que han publicado un artículo científico sobre el uso de algunos programas utilizados en videoconsolas infantiles.