La presidenta del CSN explica el jueves en el Congreso el plan de cierre de la central y los test de estrés

La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, comparecerá el próximo jueves, día 29, en el Congreso para dar cuenta del plan de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cuyo cese de actividad está previsto para julio de 2013.
MADRID/BURGOS, 25 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, comparecerá el próximo jueves, día 29, en el Congreso para dar cuenta del plan de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cuyo cese de actividad está previsto para julio de 2013.

Es más, la presidenta del órgano regulador detallará los resultados de las pruebas de estrés realizadas sobre las plantas atómicas españolas, exigidas por Europa tras el accidente nuclear de Fukushima (Japón) en 2011.

Además, tendrá ocasión de aportar las primeras pinceladas sobre el proyecto del Gobierno para construir el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares, en Villar de Cañas (Cuenca), a partir del próximo año. Igualmente, dará cuenta de los informes de las actividades realizadas por el Consejo de Seguridad Nuclear de 2010 y 2011.

Todo ello tendrá lugar en Comisión de Industria, Energía y Turismo, a petición de la propia compareciente, así como de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y del PSOE.

Además, dos días antes, el martes, 27 de noviembre, comparecerán también en el Congreso, aunque en este caso a puerta cerrada en la ponencia de relaciones entre el Parlamento y el CSN, el máximo responsable de energía nuclear de Endesa (copropietaria de la central burgalesa junto a Iberdrola), José María Grávalos; la presidenta de Foro Nuclear (principal 'lobbie' pronuclear en España) María Teresa Domínguez; el experto en este tipo de energías y exmilitante de Greenpeace, Carlos Bravo; el presidente de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA), Francisco Gil-Ortega Rincón; y el presidente de Enusa Industrias Avanzadas, S.A. (ENUSA), José Luis González, entre otros.

EL CSN LO PIDIÓ EN OCTUBRE

El pasado 4 de octubre el Pleno del CSN acordó solicitar la comparecencia en el Parlamento de Martínez Ten, para informar sobre los resultados de las pruebas de resistencia realizadas a las centrales nucleares españolas, tras el informe de la CE que ofrecía recomendaciones generales para todas las centrales españolas, como planes concretos ante escenarios de "fuertes lluvias y temperaturas extremas.

El CSN señaló entonces que todas las recomendaciones incluidas en el informe ya fueron remitidas por el regulador español este año, excepto las relativas a la instrumentación sísmica, donde el regulador aclaró que se debe a que ya está instalada en todas las centrales españolas desde antes del accidente de Fukushima.

Así, respecto al riesgo de inundaciones y terremotos, el CSN ha afirmado que las mejoras previstas están detalladas en el informe final de las pruebas de resistencia. Adicionalmente, en las ITC se solicita a los titulares verificar la capacidad de resistencia sísmica de equipos y estructuras importantes para la seguridad, hasta un nivel por encima del 0,1 g señalado por la CE.

El organismo regulador también lleva meses trabajando en la elaboración de un plan de acción nacional, en sintonía con el plan de acción europeo.

Igualmente, el 7 de noviembre, el PSOE registró las solicitudes de comparecencia del ministro de Industria y de la presidenta del CSN, para que informasen en la comisión parlamentaria del ramo sobre el plan de cierre y desmantelamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), tras la entrega de los informes preceptivos de Nuclenor.

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) recibió el 6 de noviembre la documentación remitida por el titular de la central nuclear, Nuclenor, asociada a la declaración de cese definitivo de explotación de esta instalación de acuerdo a lo establecido en la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) aprobada por el Pleno del Consejo el pasado 12 de septiembre, según informó el organismo regulador.

Según el calendario establecido en la Orden Ministerial vigente (aprobada el 3 de julio de 2009), Santa María de Garoña cesará su actividad el próximo 6 de julio de 2013, tal y como señala el CSN.

Una vez cumplido este paso administrativo por parte del titular de la central, las direcciones técnicas del CSN analizarán la información remitida por Nuclenor y presentará su informe correspondiente al Pleno del Consejo para su posterior estudio y envío al Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR).

El pasado mes de septiembre Nuclenor confirmaba que no iba a solicitar la renovación de la explotación de Garoña a la espera de que se le aclarara la "incertidumbre regulatoria" del sector. La empresa propietaria de la planta burgalesa envió entonces un escrito al Ministerio de Industria en el que señalaba su desconocimiento sobre cómo le afectaría a la central las nuevas condiciones que podrían establecerse para la actividad de generación nuclear.