La presidenta de la Fundación, Isabel Andrés Bravo, recuerda cómo se proyectó el Centro de Desarrollo Sociocultural de la Fundación

La presidenta de la Fundación, Isabel Andrés, durante la inauguración de la exposición de Pablo Andrés y Salvador Yánez

La máxima responsable de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, acudió a Peñaranda de Bracamonte para arropar a su hermano, el arquitecto, Pablo Andrés Bravo, en la inaguración de la exposición como encargado de la construcción del Centro de Desarrollo Sociocultural hace 25 años

Isabel Andrés Bravo recordó como Germán Sánchez Ruipérez la llevó a visitar la biblioteca de Munich para que conociera la idea tan diferente de la que se tenía en España de una biblioteca. Un concepto de biblioteca abierta, y de espacio cultural que se logró trasladar al Centro de Desarrollo Sociocultural. 

 

La presidenta de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez comentó cómo fueron los orígenes del Centro de Desarrollo Sociocultural y cómo se debatieron diferentes aspectos del edificio como la compra de las sillas de tres patas que aún están en la sala infantil de la biblioteca. 

 

El arquitecto encargado de la obra, Pablo Andrés Bravo, regresa de nuevo a la Fundación, 25 años después de la inauguración del edificio, no sólo para mostrar algunos de los planos y fotografías de la construcción del edificio, sino también a lo que se dedica actualmente tras su jubilación: a leer, y escribir sobre la fachada de la Universidad de Salamanca. 

 

Pablo Andrés comparte espacio en esta exposición con el diseñador-colaborador del interior del Centro de Desarrollo Sociocultural, Salvador Yánez, que se encargó del diseño de muchas de las partes del Centro de Desarrollo Sociocultural, como las barandillas de hierro en las escaleras de la Fundación. En la exposición que se puede ver hasta el 9 de mayo, muestra algunos dibujos y óleos que es a lo que se dedica actualmente.