La presidencia deja a Javier Castaño sin premio en Pamplona

Imagen de archivo (Foto: Carlos Perelétegui)

El matador salmantino dio la vuelta al ruedo mientras el palco hacía oídos sordos a la petición popular.

Javier Castaño se marchó sin premio físico en la corrida de Miura que cerraba la feria de San Fermín en Pamplona merced a un palco injusto que le dejó con la miel en los labios.

 

El matador salmantino, bien en la estocada, lo intentó en el primero con una buena faena de muleta pese a que el toro no se lo puso nada fácil. De hecho firmó un gran trabajo que remató con una estocada en todo lo alto, que no fue suficiente para un palco que desoyó la petición popular.

 

En el segundo de su lote, obtuvo silencio, con un toro muy complicado ante el que nada pudo hacer el salmantino, que se marchó de Pamplona con una vuelta al ruedo, la cabeza bien alta, pero sin el premio negado por la presidencia.

 

Javier Castaño, de nazareno y oro: vuelta tras petición y aviso y silencio.