La presa de Aldeadávila, protagonista de la nueva campaña publicitaria de Fujitsu

La localización salmantina, que ya fue 'plató' de grandes películas como Doctor Zhivago o La Cabina ha sido elegida por la marca líder en Tecnología para una campaña basada en el concepto de la libertad de trabajar. 

La presa de Aldeadávila, enclavada en el impresionante cañón del tramo inferior del río Duero en el Parque Natural de Arribes del Duero, a su paso por la provincia salmantina, se ha convertido en protagonista de la nueva campaña que la empresa japonesa Fujitsu acaba de lanzar bajo el lema The world is your workplace/El mundo es tu oficina.

 

La marca líder mundial en Tecnologías de la Información y Comunicación quería contar con algunos de los parajes más espectaculares de la geografía española y entre ellos ha elegido la instalación hidráulica salmantina de Iberdrola que vuelve así a ser un estupendo ‘plató’ natural de rodaje. No en vano siempre será recordada como el enclave donde se rodó parte del Doctor Zhivago, ganadora de cinco Oscar y otros tantos Globos de Oro, y la española La Cabina.      

 

Se trata una campaña con un vídeo de un minuto duración en el que se subraya la libertad de trabajar con este nuevo ordenador portable y muestra cómo cuatro empleados saltan de su oficina a los paisajes naturales más llamativos de España, a los que pueden acceder con su nuevo portátil. En su camino aparecen mensajes estimulantes dirigidos a un público que ‘da rienda suelta a su potencial, más allá de las expectativas’ y que ‘hace del mundo su sala de encuentros’..

 

La secuencia que se filmó durante una mañana, con un despliegue sorprendente de medios técnicos, refleja a un joven que camina con su portátil Fujitsu por la presa de Iberdrola y termina en el mirador desde donde contempla esta gran obra de ingeniería sin precedentes. El equipo encargado de la grabación utilizó material de última tecnología, donde los drones y las cámaras de alta velocidad se encargaban de grabar las escenas más complicadas.

 

 

PRESA DE ALDEADÁVILA

 

La presa de Aldeadávila, con más de medio siglo a sus espaldas, cuenta con 140 metros de alto por 250 metros de ancho y es capaz de embalsar 115 hectómetros cúbicos en una superficie de 368 hectáreas, equivalente a casi 97 estadios como el Bernabéu. Sigue sorprendiendo por su grandeza y por el lugar en el que fue construida, una zona escarpada de rocas de granito cuya belleza atrae a centenares de visitantes cada año.

 

 

La producción eléctrica de la central supone más del 10% de la generación media hidráulica en España y es suficiente para abastecer a 250.000 hogares. Además, ahorra la emisión anual de 1,3 millones de toneladas de CO2. La estructura principal de esta planta hidroeléctrica figura bajo tierra: cuenta con 12 kilómetros de túneles de 12 metros de ancho por 8 metros de alto.

 

IBERDROLA Y LA ENERGÍA SOSTENIBLE

 

La apuesta de Iberdrola por las energías limpias comenzó con la construcción de los Saltos del Duero y, después de más de un siglo, ese compromiso se ha hecho aún mayor, como lo demuestra el hecho de que la empresa sea en la actualidad líder mundial en energía eólica.

 

El caudaloso río Duero, a pesar de ser vehículo de transporte durante largas épocas, ocultaba, en su tramo inferior, un tesoro inimaginable en forma de energía. Fue el ingeniero José Orbegozo quien, después de estudiar el río y vislumbrar la totalidad del cañón, se dio cuenta de las enormes posibilidades del tramo internacional y de la magnitud del proyecto.

 

 

La presa de Aldeadávila, un lugar perfecto para trabajar