"La política urbanística del PP en Salamanca es un deporte de riesgo"

Los concejales socialistas Fernando Vegas y José Luis Mateos.

José Luis Mateos lamenta el "urbanismo a la carta" para los intereses de algunos que se ha hecho en los últimos años e insiste en que el PP tiene en sus filas del equipo de Gobierno al responsable.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos, ha fijado este martes postura sobre las posibles salidas al embrollo de El Corte Inglés, pero ha aprovechado para hacer balance de los numerosos entuertos urbanísticos acumulados en los últimos año con Julián Lanzarote y Alfonso Fernández Mañueco en la alcaldía. Porque a los dos atribuye responsabilidad.

 

Mateos, que ha insistido una vez más en que el PP "tiene que asumir responsabilidades políticas" y que "alguien del equipo de Gobierno actual también estaba" cuando se generó este problema, ha lamentado que "la ciudad tenga que pagar por los errores y los desmanes del PP".

 

Mateos asegura que los gobiernos del grupo popular "han colocado al borde del precipicio" en materia urbanística en Salamanca y que ahora Mañueco intenta ganar tiempo para intentar resolver la cuestión del centro comercial. "La política urbanística del PP en Salamanca es un deporte de riesgo", ha dicho, al tiempo que ha asegurado que "se ha hecho un urbanismo a la carta" y a medida "de los intereses particulares de algunas personas".

 

El concejal socialista Fernando Vegas ha enumerado algunos de los muchos problemas que la gestión urbanística del PP ha generado en los últimos años. Las casas de las murallas, que costaron 6 millones de euros, la transferencias de edificación, los millones de euros en multas que no pagaron los constructores, el teatro Bretón, parado tras derribarlo a toda prisa, Vialia, el parking de Los Bandos, el parque de maquinaria, la regularización del hotel Corona-Sol...