La Policía y Guardia Civil llaman a ser "como Alejandro Sanz" y no callar ante la violencia de género

Alejandro Sanz

Ola de reconocimiento al cantante por parar su concierto en México al observar como un hombre agredía su pareja y bajarse del escenario para echarlo. 

Las cuentas oficiales en Twitter de la Policía Nacional y la Guardia Civil han publicado este lunes mensajes en el que llaman a los usuarios a actuar "como Alejandro Sanz" y no callar ante la violencia de género, tras la difusión de un incidente protagonizado por el cantante el sábado durante un concierto en México, cuando interrumpió un concierto al detectar que uno de los espectadores había agredido a una mujer.

 

"NO, NO y NO a la #violenciadegénero. Si eres víctima o testigo #Denúncialo. Haz como @AlejandroSanz. NO te calles", dice el mensaje de la Policía Nacional en la popular red social, donde el cantante es Treding Topic desde que el sábado comenzaron a difundirse vídeos y comentarios de los espectadores de su concierto en Rosarito.

 

El mensaje lanzado por la Guardia Civil va en la misma línea: "#Grande @AlejandroSanz que echó de un concierto a un hombre que pegó a una mujer. Con tu ayuda echaremos a todos. 062", dice la cuenta oficial, que menciona así su número de emergencias.

 

No ha sido el único mensaje de respaldo al gesto del cantante internacional, que increpó al presunto agresor con un "eso no se hace" desde el escenario y después soltó la guitarra y descendió a la platea para cerciorarse de que el sujeto era expulsado de la sala por los miembros de seguridad.

 

Cantantes como Mónica Naranjo y periodistas como Ana Pastor, Nieves Herrero, Julia Otero o Mamen Mendizábal, han aplaudido el gesto, e incluso la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad en funciones, Susana Camarero, ha lanzado un mensaje de apoyo: "Enhorabuena a @AlejandroSanz x esta rápida reacción. Su gesto demuestra q todos somos imprescindible en esta lucha", ha dicho en su cuenta de Twitter.

 

El suceso, cubierto ampliamente por la prensa mexicana, así como la española y diversos medios internacionales, se grabó en vídeo por espectadores que en las primeras filas contemplaron cómo el cantante señalaba a uno de los presentes y le decía "eso no se hace".

 

Tras ser expulsado el supuesto agresor de la sala, el cantante habría retomado el ritmo del concierto, no sin antes pedir disculpas al auditorio por la interrupción y afirmar micrófono en mano que no se pega a las mujeres, según las mismas informaciones.