La Policía traslada a Madrid la prueba de parafina para que la analice la Comisaría General de Policía Científica

Los GEO buscan la pistola con la que fue asesinada Carrasco en el río, papeleras y alcantarillado.

La Policía Nacional ha trasladado de León a Madrid la prueba de parafina realizada a las dos detenidas tras el asesinato de la Presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, para que la analice la Comisaría General de Policía Científica con sede en el complejo policial de Canillas.

 

Esta prueba busca determinar quién fue la autora material de los disparos que acabaron con la vida de Carrasco, si la madre o la hija detenidas. Los primeros indicios de los investigadores apuntaban a la mayor de las arrestadas, María Montserrat González Fernández, de 58 años de edad.

 

Uno de los indicios con los que cuenta la Policía es el testimonio de un testigo presencial de los hechos que asegura que la dirigente del PP fue abatida con varios disparos y posteriormente, cuando ya se encontraba en el suelo, fue rematada con un último disparo.

 

Según fuentes policiales, la prueba de parafina consiste en hallar restos de pólvora que suelen quedar en las manos o en la ropa de una persona cuando dispara un arma de fuego.

 

Al menos hasta esta tarde los investigadores no habían comenzado a tomar declaración de manera formal a las dos detenidas que pueden permanecer arrestadas durante un máximo de 72 horas antes de pasar a disposición del juez. 

 

La Policía sigue buscando el arma con el que se realizaron los disparos. Para ello se han desplazado hasta León agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GEO) de la Policía Nacional, especializados en este tipo de labores. La búsqueda se está centrando en el rió próximo al lugar de los hechos, pero se amplía también a otros lugares como papeleras o el alcantarillado.