La Policía Local se planta ante 'el jefe' y rechaza medidas que empeoran sus condiciones y el servicio al ciudadano

Imagen de la Asamblea de la Policía Local

Cerca de 150 policías se reunieron en Asamblea en Salamanca con el objetivo de dar a conocer la realidad de esta iniciativa: colocar a toda la plantilla de lunes a viernes mañana y tarde y dejar con solo dos o tres patrullas fines de semana y noches. No descartan movilizaciones.

Agentes de la Policía Local de Salamanca se reunieron este 26 de febrero en Asamblea con el único objetivo de que sus condiciones laborales no vuelvan a empeorar y por ello se han plantado ante 'el jefe' y han dicho basta.

 

De este modo, el equipo de Gobierno, con el jefe de la Policía Local a la cabeza, han decidido establecer de nuevo la Policía de Barrio, medida que los propios agentes califican como "electoralista" y que no están dispuestos a cumplir, no porque no estén de acuerdo con la misma, más bien porque crearía gran desigualdad y empeoraría sus condiciones de trabajo y el servicio a los ciudadanos.

 

De este modo, y según ha podido saber este diario, el objetivo del equipo de Gobierno con 'el jefe' a la cabeza es dejar los servicios de fin de semana y los nocturnos con solo dos o tres coches patrulla como máximo y en vacaciones con la mitad de la plantilla que hay en la actualidad.

 

Todo ello, con el fin de colocar de lunes a viernes (mañana y tarde) al grueso de los agentes, "con el único objetivo de parecer que la plantilla es más amplia de lo que realmente es. Es claramente una medida electoral", asevera una de las fuentes consultadas por este diario, en una reunión en la que han estado presentes representantes de UGT, CSIF y SPPME.

 

Así, el resultado de la Asamblea ha sido el siguiente: los funcionarios de la Policía Local de Salamanca han decidido por unanimidad decir "no a la propuesta de la jefatura de Policía (encabezada por José Manuel Fernández Martín) por falta más que evidente de personal. No queremos ser partícipes de una medida electoralista del equipo de gobierno municipal que no es posible desarrollar por una clara falta de recursos humanos", apuntan a este diario.

 

¿MOVILIZACIONES?

 

A este encuentro han acudido cerca de 150 agentes de la Policía Local de Salamanca y no descartan incluso pasar a la acción y movilizarse para evitar que esta decisión se ejecute por decreto y trascienda la realidad de lo que realmente ocurre.