La Policía Local realizó más de 11.000 pruebas de alcoholemia en 2011

El 3,2% dio positivo y 149 conductores fueron denunciados por lo penal al superar la tasa de 0,60 miligramos por litro.

Durante el pasado año los agentes de la Unidad de Circulación de la Policía Local de Salamanca sometieron a la prueba detectora del alcohol a 11.669 conductores, de los que 374 dieron positivo en la misma, superando las tasas de alcoholemia fijadas o permitidas en la legislación vigente. De ellos, 149 fueron denunciados penalmente y los otros 225 fueron sancionados en vía administrativa.

El porcentaje total de conductores que dio positivo en los controles efectuados en la ciudad de Salamanca se situó por tanto en el 3,2%, un nivel  similar al 3,12% de 2010 y al 3,42% del año 2009; un año antes, en 2008, el porcentaje de alcoholemias positivas ascendía al 5,09%. Cuando la tasa detectada supera los 0,60 miligramos por litro la denuncia se tramita siempre penalmente, así como cuando se denota que la ingesta de alcohol ha tenido repercusión o influencia en la conducción.

En las cifras indicadas se incluyen tanto las pruebas practicadas en controles preventivos, que se situaron en 10.187, con 138 resultados positivos, como las que se efectuaron después de accidentes registrados en las vías urbanas, con 1.265 pruebas y 66 positivos, o por infracciones de tráfico, con 217 pruebas y 170 positivos. Además, 16 conductores se negaron a someterse a la prueba detectora de alcohol.

Según informa el propio Ayuntamiento en un comunicado, los resultados varían notablemente cuando los controles se llevan a cabo en función de cada una de las circunstancias mencionadas. Así, da positivo sólo el 1,35% de los conductores en los controles preventivos, pero el porcentaje se sitúa en el 5,21% cuando la prueba se realiza tras un accidente y sube nada menos que hasta el 73,7% cuando se practica como consecuencia de una infracción.

 

Alcoholemia 2011accidentesinfraccionescontrolestotales
pruebas126521710.18711.669
positivas66170138374
se niegan69116

 

Los meses más conflictivos, en cuanto a número de positivos se refiere, fueron  julio, con 46; abril, con 35, y enero y mayo, con 34 cada uno, y los meses con menos positivos fueron agosto, con 20; diciembre, con 21, y junio, con 28. Los conductores salmantinos ya se han habituado a estas operaciones preventivas de alcoholemia dentro del término municipal; la aceptación que este tipo de actuaciones tiene para los ciudadanos en general es muy alta, según los datos que maneja la Jefatura de la Policía Local.

Los controles preventivos de alcoholemia pretenden aminorar, en la medida de lo posible, la incidencia demostrada que el alcohol tiene tanto en los accidentes como en la conflictividad del tráfico rodado, tal y como se pone de manifiesto en los estudios de accidentalidad realizados específicamente en las vías urbanas. De aquí la necesidad de vigilar y controlar las tasas de alcoholemia en el ámbito local con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad vial.

PENAS DE PRISIÓN O PERDIDA DE PUNTOS

La negativa a someterse a los controles de alcoholemia está tipificada como delito en el Código Penal, que prevé incluso penas de prisión por este motivo. En este sentido, la reforma del Código Penal, modificado por la Ley Orgánica 15/2007, de 30 de noviembre, sustituye las penas de arresto por las penas de prisión de hasta diez años para muchas de las infracciones relacionadas con el alcohol en la conducción en función del grado de impregnación alcohólica detectado, de la temeridad manifiesta,  del peligro para la vida o la integridad de las personas o del resultado lesivo constitutivo de delito (artículos 379 a 383).

Además, la reciente reforma del Código Penal, modificado por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, en vigor desde el 23 de diciembre de 2010, prevé asimismo la incautación del vehículo en todos los delitos relacionados con el tráfico y no sólo en los de temeridad manifiesta como ocurría con anterioridad.

La Ley del Permiso por Puntos, de obligado cumplimiento para todos los titulares de autorizaciones para conducir, prevé la pérdida de seis puntos por circular con una tasa de alcohol superior a 0,50 miligramos por litro de aire espirado (0,30 en el caso de conductores noveles o profesionales). Si la tasa es superior a 0,25 hasta 0,50 miligramos (noveles y profesionales entre 0,15 y 0,30) el descuento es de cuatro puntos. Además, la conducción bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos, estimulantes y otras sustancias de efectos análogos conlleva también la pérdida de seis puntos.

MULTAS, LÍMITES LEGALES

Las infracciones por alcoholemias positivas son siempre consideradas muy graves y llevan aparejada, además de la detracción de puntos mencionada, las correspondientes sanciones administrativas, cuya cuantía asciende a 500 euros, independientemente de la tasa de impregnación detectada. Además, la autoridad judicial intervendrá siempre, también independientemente de la tasa resultante, cuando la prueba se efectúe como consecuencia de infracciones o accidentes.