La Policía Local expulsa a un indigente que se encerró en un cajero para dormir

El barrio de Pizarrales vivió ayer una mañana sobresaltada. La presencia de un indigente que se había encerrado en un cajero de la carretera de Ledesma para pasar la noche obligó a los agentes de la Policía Local a intervenir para proceder a su expulsión.
T. D. S.

A pesar de que la sucursal está cerrada los fines de semana, la llegada de la Policía llevó la confusión a los vecinos de la zona, que incluso llegaron a pensar en la posibilidad de que alguien hubiera accedido al local con la intención de robar.

Finalmente, la actuación de los agentes se limitó a sacar a la persona que se había encerrado dentro del cajero bajando el pestillo que usan los clientes para cerrar la puerta cuando quieren utilizar el cajero automático con mayor intimidad.

Según apuntaban los vecinos de Pizarrales, es una práctica frecuente que personas sin hogar utilicen esta sucursal de la carretera de Ledesma para pasar la noche bajo techo y también es frecuente que se encierren para estar a salvo.