La Policía Local efectuó 444 pruebas de alcoholemia en colaboración con la DGT

Cuatro dieron positivo en la misma, superando las tasas de alcoholemia fijadas en la legislación vigente
Entre los pasados días 12 y 18 de diciembre los agentes de la Unidad de Circulación de la Policía Local de Salamanca han sometido a la prueba detectora del alcohol a 444 conductores, de los que cuatro dieron positivo en la misma, superando las tasas de alcoholemia fijadas en la legislación vigente. Dos de ellos, al superar un grado de impregnación de 0,60 miligramos por litro de aire expirado, fueron imputados penalmente. Estos controles se han efectuado en coordinación directa con la Dirección General de Tráfico y en el marco de una campaña especial e intensiva para verificar las tasas de alcoholemia en la conducción, con el fin de incrementar las acciones preventivas en la materia durante el periodo previo a las fiestas navideñas.

Resulta especialmente significativo el hecho de que ni un solo conductor rehusara someterse a la prueba detectora de alcohol, algo que sí era habitual en periodos anteriores. La negativa a someterse a los controles de alcoholemia está tipificada como delito en el Código Penal, que prevé incluso penas de prisión por este motivo. En este sentido, la reforma del Código Penal, modificado por la Ley Orgánica 15/2007, de 30 de noviembre, sustituyó las penas de arresto por las penas de prisión de hasta diez años para muchas de las infracciones relacionadas con el alcohol en la conducción en función del grado de impregnación alcohólica, de la temeridad manifiesta, del peligro para la vida o la integridad de las personas o del resultado lesivo constitutivo de delito (artículos 379 a 383).

Cuando la tasa detectada supera los 0,60 miligramos por litro la denuncia se tramita siempre penalmente, así como cuando se denota que la ingesta de alcohol ha tenido repercusión o influencia en la conducción. Además, la reciente reforma del Código Penal, modificado por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, en vigor desde el 23 de diciembre de 2010, prevé asimismo la incautación del vehículo en todos los delitos relacionados con el tráfico y no sólo en los de temeridad manifiesta como ocurría con anterioridad.

En los días previos a la Navidad, lamentablemente, se produce un número alto de accidentes a causa de la influencia del alcohol en la conducción. Por esta razón el Ayuntamiento de Salamanca y la Policía Local se han sumado a la campaña de la Dirección General de Tráfico. El alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales y multiplica por nueve el riesgo de sufrir un accidente. Los conductores salmantinos ya se han habituado a los controles preventivos de alcoholemia dentro del término municipal; la valoración que este tipo de actuaciones tiene para los ciudadanos en general y para los conductores en particular es altamente positiva, según los datos que maneja la Jefatura de la Policía Local.