La Policía Local de Salamanca dispondrá de sus primeros 200 chalecos antibalas y antipuñaladas

La comisión de Contratación analiza hoy la compra de 200 unidades nuevas para dotar a los agentes locales: hasta ahora se los pagaban ellos. El presupuesto es de 150.000 euros.

Los agentes de la Policía Local de Salamanca tendrán pronto entre su equipación 200 chalecos antibalas nuevos que va a adquirir el Ayuntamiento de Salamanca, los primeros del cuerpo en toda su historia ya que, hasta ahora, nunca se habían comprado como material oficial. La adquisición es uno de los puntos que se trata esta mañana en la comisión de contratación del consistorio y con la que se cumplirá la demanda de los agentes, que hace tiempo que habían solicitado que el cuerpo se hiciera cargo de este equipamiento.

 

Según el pliego de condiciones, el Ayuntamiento tiene previsto gastar 150.000 euros en la adquisición de 200 unidades de un modelo de chaleco antibalas y, más importante, anti punzón y antipuñaladas, una cuestión que se ha puesto por desgracia de actualidad por la herida de arma blanca que sufrió el pasado enero un agente en una intervención en el barrio de San Bernardo. Y también por otro caso similar de un agente salmantino de la Policía Nacional que salvó la vida por el chaleco antipuñaladas. La propuesta la ha informado el jefe de la Policía Local, pero la demanda es del cuerpo.

 

 

UN AÑO ESPERANDO

 

En enero de 2015, los sindicatos de la Policía Local registraron un escrito exigiendo que se dotara a todos los agentes de este tipo de chalecos. Fue en el comienzo de las agresiones integristas y cuando el Ministerio del Interior aquirió una millonaria partida para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

 

El ministro del Interior, en la entrega de chalecos a la Policía Nacional.

 

La respuesta de la contratación lleva tras un año de largas. A día de hoy, quienes lo tienen es porque lo han adquirido personalmente haciendo frente al coste de cerca de 600 euros que supone. Los vehículos que se adquirieron en su día lleva en dotación dos chalecos cada uno, pero se trata de armazones que impiden incluso ponerse al volante, mientras que lo que ahora se pide es un equipo que se puede llevar puesto sin problema en todo momento, lo que reforzará la vigilancia.

 

 

CHALECOS FÁCILES DE LLEVAR

 

En principio, la adquisición irá adelante sin problema aunque se podría haber aprovechado que en los últimos meses el Ministerio del Interior ha adquirido miles de ellos para haber pedido el acceso a una partida, aprovechando que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ya los tienen.

 

Este tipo de chaleco  está  formado por un conjunto de láminas a base de fibras sintéticas de alta resistencia y tenacidad de base aramida e hidrofugadas. Las fibras que conforman el paquete balístico son resistentes al calor, al frío y al agua, manteniendo sus propiedades entre los 100 ºC y -30 ºC. Además son resistentes al fuego y no comenzarán a carbonizarse antes de los 200 ºC. Compatible con el máximo nivel de protección ante distintos calibres, cuchillas y punzones, pesan alrededor de kilo y medio.