La Policía identifica un grupo de delincuentes que realizan 'hurtos cariñosos'

Foto: SUB. GOBIERNO

Una mujer de 22 años ha sido identificada por utilizar este tipo de artimañas con personas de avanzada edad. 

Una mujer de 22 años, que responde a las iniciales de R.V, y sin domicilio conocido en la provincia de Burgos, ha sido identificada por el Cuerpo Nacional de Policía como presunta
autora e integrante de un grupo organizado que se dedica a realizar los llamados 'hurtos cariñosos'.

 

La policía había detectado un incremento en las denuncias presentadas durante los últimos meses por pequeños robos sufridos por personas de edad avanzada que llevaban joyas o avalorios de cierto valor. Los delincuentes eligen a sus víctimas y las interceptan en la calle utilizando diversas artimañas, haciéndose pasar por personas cercanas a la familia o solicitando información sobre algún edificio emblemático de la ciudad, e incluso ofreciendo servicios sexuales, para así lograr acaparar la atención de la víctima.

 

A través de efusivos abrazos consiguen distraer a los mayores y se hacen con los objetos de valor. Una vez los tienen en su poder, entran en juego el resto de integrantes del grupo, que están en puntos estratégicos, vigilan la posible presencia de la policía y facilitan los vehículos para darse a la fuga.

 

La Comisaría de Burgos ha llevado a cabo un estudio de las denuncias de los últimos meses y ha podido determinar que los autores forman parte de un grupo organizado e itinerante, formado por entre una y dos mujeres y otros tantos hombres a bordo de un vehículo, que se encuentran en Burgos en ciertos días concretos y en determinadas zonas de la ciudad.

 

La joven identificada preguntó por la ubicación de una calle de la ciudad y comenzó a abrazar a la víctima hasta sustraerle una cadena de oro que llevaba al cuello. La Policía la considera autora de al menos 16 'hurtos cariñosos' cometidos en Burgos.