La Policía halla en Salamanca a una niña de 3 años llorando en un balcón tras permanecer sola en casa

La madre, la hermana y una sobrina de la menor habían encargado la custodia de la niña a su hermano y su tía. La mujer tuvo que salir a trabajar y el joven, al ver que la niña estaba dormido, bajó al Parque de los Jesuítas con sus amigos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 20 años y a una mujer de 37, como presuntos autores de un delito de abandono temporal de menores, tras haber incumplido con la obligación de custodia de una niña que su madre, hermana y sobrina de los detenidos les había encomendado mientras estaba trabajando.

 

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de Policía Local acudieron al número 13 del Paseo del Rollo, tras alertar el 112 que un grupo de vecinos estaban observando desde hacía más de media hora a una niña pequeña que se encontraba llorando en uno de los balcones del bloque de viviendas.

 

Los agentes constataron a su llegada este extremo, observando que en el balcón había objetos que podían propiciar que la niña subiera y existir riesgo de precipitarse al vacío, por lo que subieron a la vivienda y al no responder nadie a las llamadas, abrieron la puerta y se hicieron cargo de la menor, que cumplirá tres años el próximo mes de julio.

 

Tras realizar las gestiones para localizar a sus familiares, comprobaron que la madre se encontraba trabajando y había encargado la custodia a su hermano y a una tía, aunque ninguno de ellos se encontraba en el domicilio.

 

La mujer se había marchado de la vivienda a cumplir con un encargo de trabajo temporal, antes de que llegara su sobrino, al que avisó para hacerse cargo de la niña y éste, tras ver que estaba dormida, se ausentó del domicilio y se fue al Parque de los Jesuitas con unos amigos, por lo que ambos fueron detenidos.

 

Los agentes comprobaron que en un patio de la vivienda se encontraba un perro de la raza Pit Bull Terrier, considerado como raza potencialmente peligrosa, con el riesgo que implicaba igualmente para la niña, ya que podría haber manipulado la manilla de la puerta de acceso.

 

Al carecer de la licencia para posesión de perros de raza potencialmente peligrosa, el animal fue intervenido cautelarmente, encontrándose en dependencias de Policía Local, a disposición de la Autoridad Judicial, a cuya disposición han pasado los detenidos.