La Policía encuentra 80,2 gramos de hachís escondidos en un sumidero y una pared

Calle Banzo. Los agentes detienen a un joven marroquí de 24 años tras comprobar que en un bar se traficaba “al menudeo” con esta sustancia
e. g.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado viernes a un joven de 24 años, súbdito marroquí, al que sorprendieron portando 80,2 gramos de hachís, según informaron fuentes de la Comisaría Provincial de Salamanca.

El arresto se produjo en torno a las 14.00 horas del citado día en un establecimiento de hostelería, ubicado en la calle Banzo, a la altura del número 1 –este local es conocido en el ámbito policial por anteriores intervenciones–. La detención del sospechoso, cuya identidad responde a las iniciales O. V. R., se practicó después de conocer, por informaciones recibidas e investigaciones realizadas en el mencionado establecimiento hostelero, que en este local se traficaba al “menudeo” con hachís, comprobando la afluencia de jóvenes, que ni siquiera efectuaban consumiciones en el bar y de efectuar actas de intervención de dicha sustancia a los mismos, en aplicación de la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana.

En la mañana del pasado viernes y tras un operativo de vigilancia, los agentes encargados de la intervención comprobaron que el detenido salía y entraba del citado establecimiento, efectuando comprobaciones de seguridad. Además, escondió un envoltorio debajo de una rejilla de un sumidero ubicado en la confluencia de las calles Banzo con La Parra.

Cuando el sospechoso se marchó del lugar, los agentes comprobaron que se trataba de un papel de periódico en cuyo interior había otro envoltorio de plástico con seis barras de una sustancia, presuntamente hachís, que arrojó un peso de 48,1 gramos.

En la inspección posterior efectuada los efectivos intervinieron un paquete de tabaco con tres envoltorios prensados, en forma de bellota, de la misma sustancia, con un peso de 32,1 gramos, escondido en un hueco de la pared situada frente a la puerta de entrada del bar, que se observa “perfectamente” desde el interior del mismo, según las citadas fuentes.

La sustancia intervenida, cuyo peso total asciende a los 80,2 gramos, ha sido remitida a la sección de Sanidad de la Subdelegación del Gobierno, para su análisis. Por su parte, los agentes de la Policía Nacional emitieron un informe a la autoridad judicial a cuya disposición pasó ayer el detenido, quedando en libertad tras prestar declaración.