La Policía detiene en Murcia al pederasta indultado por el rey de Marruecos

Esta detención --que ha tenido lugar en torno a las 17.00 horas-- se ha producido después de que el Rey Mohamed VI revocara este domingo el indulto que le había concedido la semana pasada, junto a otros 47 presos españoles

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido en Murcia al pederasta Daniel Galván Viña, en virtud de una orden internacional de detención, según han informado a Europa Press fuentes de Interior, que han explicado que será puesto a disposición de la Audiencia Nacional.

 

   Esta detención --que ha tenido lugar en torno a las 17.00 horas-- se ha producido después de que el Rey Mohamed VI revocara este domingo el indulto que le había concedido la semana pasada, junto a otros 47 presos españoles.

 

   El monarca alauí le retiró esta medida de gracia después de las protestas en las calles de varias ciudades de Marruecos, convocadas una vez se supo que Galván Viña, condenado a 30 años de cárcel por abusar sexualmente de once menores, estaba entre la lista de los liberados.

 

   En un comunicado, explicó la revocación del indulto, una medida "de carácter excepcional", por "los fallos que han marcado el procedimiento, la gravedad de los crímenes cometidos y el respeto a los derechos de las víctimas". Además, anunció una investigación para depurar responsabilidades que ya se ha saldado con la destitución del director de la Administración Penitenciaria y de la Reinserción marroquí.

 

   Galván Viña era uno de los 47 presos que Mohamed VI indultó el pasado 30 de julio, aniversario de su llegada al trono, como muestra de amistad con el Rey Juan Carlos, tras la visita que había tenido lugar días antes.

 

ESPAÑA PIDIÓ SU TRASLADO, MARRUECOS LO INDULTÓ

 

   Según informaron a Europa Presss fuentes conocedoras del proceso, la Embajada de España en Marruecos facilitó a las autoridades marroquíes una lista en la que solicitaba el indulto para 18 presos españoles y se pedía que otros 30 fueron trasladados a España para cumplir su condena en este país. Galván Viña se encontraba en el segundo grupo.

 

   Sin embargo, las autoridades marroquíes decidieron otorgar el indulto a todos los presos españoles, entre ellos el pederasta cuya puesta en libertad provocó protestas en varias ciudades marroquíes.

 

   Fuentes de la Casa Real aseguraron que Don Juan Carlos no presentó ninguna lista de presos para los que pidiera el indulto. En su reunión con el Rey marroquí, se interesó por la situación de los presos españoles en Marruecos, como le habían pedido algunas asociaciones.

 

   El único preso al que mencionó en concreto fue el camionero español Antonio García Vidriel, por el que intercedió ante el presidente del Gobierno marroquí, Abdelilah Benkiran, durante una reunión. Antes de regresar a España, Benkiran le explicó en el aeropuerto que la situación de este preso se solucionaría.

 

   La gestión del Rey sirvió para que se aceleraran los trámites de su traslado a España, un proceso que el Ministerio de Justicia había iniciado en abril. Sin embargo, García Vidriel no se vio beneficiado por la medida de gracia concedida poco después por el Rey Mohamed VI a otros 48 presos.