La Policía desarticula un grupo criminal acusado de recibir joyas de robos en viviendas en toda España

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, de entre 31 y 35 años, de nacionalidad croata, que presuntamente formaban parte de un grupo criminal dedicado a receptar joyas procedentes de robos en viviendas de toda España que intentaban vender en establecimientos o el mercado negro. Los detenidos, a los que les localizaron numerosas piezas, fueron sorprendidos en una joyería de Valencia, según ha informado la Jefatura en un comunicado.
VALENCIA, 10 (EUROPA PRESS)



Se trata de dos matrimonios, de los que la última detenida ha sido apresada por la Policía este mismo lunes, según han confirmado fuentes de la Jefatura a Europa Press. El pasado viernes pasaron a disposición judicial los otros tres detenido, que decretó su ingreso en prisión.

Un ciudadano fue quien el pasado martes llamó al 091 para alertar de la entrada en una joyería del centro de Valencia de tres personas que le infundían "determinadas sospechas". Los agentes se desplazaron hasta el local, en el que observaron como estas tres personas conversaban con una empleada. Cuando los policías entraron en la joyería, la mujer intentó ocultar una bolsa debajo de una mesa.

Los agentes detectaron este movimiento y comprobaron posteriormente que en la bolsa había numerosas piezas de joyería, con un peso de 2,5 kilos, muchas de ellas con inscripciones que "en nada" se correspondían con estas personas.

Los policías tras las investigaciones pertinentes averiguaron que estas tres personas presuntamente obtenían las joyas de robos en domicilios de varios puntos de España y posteriormente trataban de darles salida en distintas joyerías. De no conseguirlo, las "colocaban" en el mercado negro o en locales de compraventa que actúan al margen de la ley.

"SUCULENTOS" BENEFICIOS

Como consecuencia de las investigaciones, según la Policía, "parece evidente" que formaban una organización criminal presuntamente ocupada en dirigir y controlar a grupos de su país dedicados al robo en viviendas en todo el territorio nacional. Los detenidos eran los responsables de la receptación de todas las joyas y pequeños aparatos electrónicos, a los que daban salida en el mercado ilícito a un precio "muy por debajo" del real, con beneficios "extremadamente suculentos".

Además averiguaron que los sospechosos tenían dos cajas de seguridad en una entidad bancaria de Valencia. Los policías tras las gestiones pertinentes los detuvieron por los presuntos delitos de grupo criminal y receptación. En el momento de la detención, la mujer, esposa de uno de los arrestados, trataba de ocultar una bolsa con numerosas joyas, que pesaban casi 2,5 kilos. A continuación, los agentes realizaron dos registros en domicilios de la Pobla de Vallbona y en cajas de seguridad.

OBJETOS INTERVENIDOS

En total, los agentes se incautaron de numerosas joyas, con un peso aproximado de cinco kilos, además de relojes de prestigiosas marcas; 2.724 euros en efectivo; 170 setenta libras esterlinas;

84 dólares americanos; dos ordenadores portátiles; una báscula de precisión y una máquina de contar billetes.

Los policías ya han identificado joyas procedentes de robos en domicilios de Córdoba, Tenerife y Santander y siguen investigando para la plena identificación de los objetos de valor intervenidos.

Los detenidos, ellos con antecedentes policiales, pasaron el viernes a disposición judicial, que decretó su ingreso en prisión. Este mismo lunes los agentes han detenido una cuarta persona por su presunta relación con los hechos.

Las víctimas que pudieran reconocer algunas joyas sustraídas pueden llamar al teléfono habilitado para ello por la Policía Nacional --96 353 96 28--. Asimismo, dentro de dos días se podrán visualizar las joyas en la web de la policía http://www.policia.es/objetos_recuperados/index.html, en el apartado de Exposición Virtual de Joyas.