La Policía desaloja 5 pisos en Salamanca y desmantela puestos de bocadillos ilegales

(Foto: Cynthia Duarte)

La Nochevieja Univesitaria, además del botellón, la basura y las peleas, también dejó fiestas en viviendas y 'negocios' a pie de calle con la venta ilegal de bocadillos. Se recogieron 44.000 litros de basura.

La Policía Local de Salamanca desplegó el jueves, día 10, y el viernes, día 11, un amplio operativo. El dispositivo policial se puso en marcha la mañana del jueves, continuó vigente durante todo el día y la noche y se prolongó hasta la madrugada del viernes.

 

Una vez terminada la celebración de esta Nochevieja anticipada, se llevó a cabo el desalojo ordenado y sin incidentes de la Plaza Mayor, de acuerdo con el dispositivo previsto por la jefatura de la Policía Local.

 

Antes, sobre las 19.30 horas, se cortó la circulación de vehículos en las calles Pozo Amarillo, plaza del Mercado, Quintana, Juan del Rey, Prado, Iscar Peyra y Crespo Rascón, reabriéndose todas ellas pasadas las 2 horas de la madrugada. La vaguada de la Palma, donde se desarrolló uno de los espectáculos programados por la organización, se cerró al tráfico de vehículos durante toda la tarde del jueves, reabriéndose a las 22 horas. No fue necesario cortar la Gran Vía.

 

Por último, entre las 6 y las 8 horas del viernes, la Policía Local efectuó cortes puntuales y desvíos de tráfico en la calle San Gregorio (ronda entre puentes) para facilitar la recogida de viajeros por parte de varios autocares.

 

Entre las 23.59 horas del jueves y las 5 horas del viernes, la centralita policial recibió y tramitó más de un centenar de llamadas. La mayor parte de los servicios a que dieron lugar correspondieron a incidentes sanitarios por intoxicaciones etílicas y requerimientos por ruidos excesivos.

 

Por lo que se refiere a las denuncias por ruidos, los agentes atendieron más de 30 requerimientos, llegando a desalojar cinco pisos en los que se desarrollaban fiestas estudiantiles, ubicados en las calles San Pablo, avenida de Villamayor (2), Arapiles y paseo de Canalejas. Se efectuaron mediciones en varios inmuebles situados en los entornos de la plaza de San Justo, Rúa Mayor, plaza de Gabriel y Galán, avenida de Portugal, las Úrsulas y Crespo Rascón.

 

Es destacable, por último, el desmantelamiento de dos puestos ambulantes de venta de bocadillos, que carecían de las preceptivas licencias. Se encontraban ubicados en la Gran Vía y en la plaza de la Reina, y contaban con carros de transporte, planchas de asar y bandejas de productos cárnicos expuestos sin ningún tipo de protección sanitaria. Sus titulares, C.M.V, D.M.V. y F.G.F fueron denunciados por un posible delito contra la salud pública, que determinarán las autoridades sanitarias, y por venta ambulante sin licencia.

 

 

44.000 LITROS DE BASURA

 

Asimismo, con motivo de la celebración de la Nochevieja Universitaria se puso en marcha un Servicio Especial de Limpieza por parte del Ayuntamiento de Salamanca, a través de la empresa concesionaria. Se reforzó el personal y la maquinaria con más de una veintena de vehículos (barredoras, fregadoras, baldeadoras y camiones de recogida, entre otros). La limpieza de la Plaza Mayor comenzó a realizarse en torno a las tres de la mañana, una vez que en el ágora se dieron las circunstancias técnicas y de seguridad que permitieron la entrada en la misma.

 

En concreto, más de un centenar de operarios del Servicio Municipal de Limpieza han trabajado desde está madrugada para adecentar la ciudad, especialmente la zona centro donde se desarrolló el grueso del evento festivo. A estas horas se han recogido aproximadamente unos 44.000 litros de basura.