La Policía cifra en más de mil los asistentes a la marcha 'Jaque al Rey' e impide su paso a la Plaza de Oriente

La Policía ha cifrado entre 1.000 y 1.500 el número de asistentes a la marcha para pedir la abolición de la monarquía y el inicio de un proceso constituyente convocada por la Coordinadora 25-S este sábado en Madrid, según han informado fuentes del Ministerio del Interior

Asimismo, la Policía impidió que los manifestantes accedieran a la Plaza de Oriente, donde los organizadores, que han cifrado en miles de personas los asistentes, tenían previsto realizar una concentración posterior a la marcha y leer un comunicado frente al Palacio Real, destino final de la manifestación.

 

   De este modo, la Policía cortó las calles que comunican la plaza de Ópera con la Plaza de Oriente mediante vallas y furgones policiales, impidiendo así que los todavía congregados a pesar de la lluvia culminaran la manifestación.

 

   La marcha comenzó pasadas las 18.00 horas en el intercambiado de Moncloa, encabezada por una gran pancarta en la que se podía leer 'Jaque al Rey. Proceso Constituyente' y con un gran número de banderas republicanas entre los asistentes.

 

   'Instituciones libres de corruptos, imputados y encausados' o 'El Rey no da golpe desde el 23-F' son otros de los mensajes presentes en las pancartas de los manifestantes, que también corearon la consigna habitual en manifestaciones de este carácter 'España, mañana, será republicana'.

 

   En declaraciones a los medios, una de las portavoces de la coordinadora, Ana, ha afirmó que la manifestación "pacífica" se ha convocado para que los ciudadanos puedan demostrar "el deseo de un cambio constitucional" e "iniciar un proceso destituyente con la abolición de la monarquía", pues la consideran ilegítima heredera del dictador Franco.

 

   Igualmente, otro de los portavoces, René, dio  cuenta de la denuncia que la coordinadora interpuso el sábado en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Plaza de Castilla por lo que consideran "una vulneración del derecho fundamental a manifestarse" y contra la 'Operación Jaula' que, según la Coordinadora 25-S, va contra el "derecho básico y fundamental a expresarse pacíficamente".

 

FUERTE DESPLIEGUE POLICIAL E INCAUTACIONES

 

   De hecho, los manifestantes, que crecieron en número a su llegada a la Plaza de España pero se redujeron cuando ha comenzado a llover y cortaron el tráfico a su paso por la calle Princesa y la Gran Vía, estuvieron en todo momento vigilados por un fuerte despliegue policial.

 

   El dispositivo policial organizado para la ocasión estaba integrado por un total de 28 Grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) (formado cada uno habitualmente por 50 agentes), es decir, unos 1.400 agentes antidisturbios, según han informado  fuentes policiales.

 

   Antes de que diera comienzo la manifestación la Policía identificó a cerca de 65 personas que se dirigían con palos y con intención de provocar disturbios a la marcha, según informaron fuentes del Ministerio del Interior. La Policía les han identificado a su salida del centro ocupado denominado La Traba, ubicado en la calle Belchite, 18 de Madrid, y se ha incautado de 49 palos.