La población de Salamanca sólo creció un 1,3% en los últimos diez años, frente al 14,6% nacional

El IPC de noviembre es el utilizado para el cálculo de la actualización anual de las pensiones

Junto con Zamora, Palencia, Orense y Lugo (únicas provincias que perdieron habitantes en esta década), la provincia salmantina y León se sitúan entre las 10 provincias con menor crecimiento entre 2001 y 2011. 

La población en Castilla y León ha aumentado en 83.714 personas entre 2001 y 2011, lo que supone un incremento de un 3,4 por ciento frente al 14,6 del total de España y se sitúa como la tercera comunidad que menos crece, sólo por detrás de Asturias (un 1,1 por ciento) y Galicia (2,9).

 

Así se desprende del Censo de Población y Viviendas 2011 que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), del que se desprende que el incremento de habitantes es generalizado en todo el territorio nacional y sólo hay cuatro provincias que han perdido población, entre ellas dos de Castilla y León, concretamente Zamora (-3,8 por ciento, la que más pierde) y Palencia (-2,1), junto a Orense (-2,9) y Lugo (-2,7).

 

Junto a Zamora y Palencia, entre las diez provincias con menor crecimiento de la población entre 2001 y 2011 se encuentran también León (sólo crece un 0,9 por ciento) y Salamanca (1,3).

 

Además, según el Censo, entre los 20 municipios mayores de 10.000 habitantes que han registrado el mayor crecimiento poblacional se encuentra Arroyo de la Encomienda (Valladolid), que ha incrementado su población un 238,4 por ciento.

 

Por el contrario, la pérdida de población se ha registrado en 4.145 municipios (más de la mitad del total), pero de ellos sólo hay 54 con más de 100.000 habitantes. De estos, el que más población ha perdido en porcentaje es Villablino (León), que ha visto disminuido su número de habitantes en un 17,8 por ciento.

 

Sin embargo, si se atiende al número de habitantes, entre los 20 municipios mayores de 10.000 habitantes que pierden más población se encuentra Valladolid, con 4.898 menos.

 

CRECIMIENTO DE EXTRANJEROS

 

En el conjunto del territorio nacional se ha registrado un incremento de la población extranjera, que en los últimos diez años ha aumentado un 11,2 por ciento, un 6,4 por ciento en el caso de Castilla y León, al pasar de 37.674 en 2001 a 163.260 en 2011.

 

Entre las diez provincias con mayor crecimiento de población extranjera entre 2001 y 2011 hay dos de la Comunidad. Ávila, la que mayor incremento registra de toda España, con un 627,6 por ciento, y Zamora (séptima que más aumenta) con un 460,5 por ciento.

 

Por su parte, las diez provincias con menor porcentaje de población extranjera en 2011 se encuentra Palencia, con un 4,2 por ciento.

 

En cuanto a la edad, población de Castilla y León es la segunda con mayor media, con 45,5 años --dos más que en 2001--, por detrás de Asturias (46,3). En España la media de edad en 2011 se sitúa en 41,5 años (1,5 más).

 

Entre las diez provincias con edad media más elevada en 2011 se encuentran seis de Castilla y León, la primera de ellas Zamora, con una media de 48,6 años, sólo superada por Orense (49 años de media). Por detrás están Lugo (48,5), León (46,8), Asturias (46,3), Palencia y Soria (46,1), Salamanca (45,9), Ávila (45,6) y Teruel (45,1).

 

El municipio más envejecido de España es La Riba de Escalote (Soria), donde sus 18 habitantes presentan una edad media cercana a los 76 años. Además, de los diez municipios más envejecidos de España, cuatro están en la provincia de Soria.

 

También entre los 20 municipios mayores de 10.000 habitantes con la edad media más elevada se encuentra Béjar (Salamanca), donde sus habitantes tienen una media de 47,3 años. Por el contrario, entre los 20 de edad media más baja se encuentra Arroyo de la Encomienda (Valladolid), con 33 años.