La Plaza Mayor de Salamanca se iluminó de color rojo... ¿por qué?

(Foto: Chema Díez)

La fachada del Ayuntamiento se tiñó de color rojo con motivo del Día Mundial de la Hemofilia.

La fachada del Ayuntamiento de Salamanca, en la Plaza Mayor, se iluminó este 18 de abril de color con motivo del Día Mundial de la Hemofilia.

 

Esta jornada pretende sensibilizar a la población general acerca de esta enfermedad y contribuir a eliminar las diferencias que existen en la atención de los trastornos de la coagulación en todo el mundo. 

 

Según la Federación Mundial de Hemofilia, la hemofilia, la enfermedad de Von Willebrand, los trastornos plaquetarios hereditarios y otras deficiencias de factores de la coagulación son padecimientos hemorrágicos de por vida que impiden que la sangre coagule adecuadamente. 

 

Las personas con trastornos de la coagulación no tienen una cantidad suficiente de un factor de coagulación específico, una proteína de la sangre que controla las hemorragias, o éste no funciona adecuadamente. La gravedad del trastorno de coagulación de una persona generalmente depende de la cantidad de factor de coagulación que falta o no funciona adecuadamente. 

 

Las personas con hemofilia pueden padecer hemorragias internas incontroladas como resultado de una lesión aparentemente menor. Las hemorragias en articulaciones y músculos provocan dolor y discapacidad graves, mientras que las hemorragias en órganos principales, como el cerebro, pueden causar la muerte.