La Plaza Mayor de Salamanca pasa por 'chapa y pintura'

La intervención proyectada comprende el conjunto de la balaustrada y pináculos de las cuatro fachadas, así como las espadañas de la Casa Consistorial y del Pabellón Real, la cornisa que recorre la plaza y las canaletas de poliéster situadas en el arranque de las cubiertas.

La Plaza Mayor de Salamanca vivirá, a partir del próximo jueves 15 de enero, los trabajos iniciales para la restauración del coronamiento de todos los pabellones de la Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural en categoría de Monumento.

 

La intervención proyectada comprende el conjunto de la balaustrada y pináculos de las cuatro fachadas, así como las espadañas de la Casa Consistorial y del Pabellón Real, la cornisa que recorre la plaza y las canaletas de poliéster situadas en el arranque de las cubiertas.

 

Con esta importante actuación patrimonial, se da respuesta al deterioro de estos elementos por la degradación de la piedra expuesta a la intemperie. Este proyecto, que atiende a las singularidades de la Plaza, es fruto de una revisión en profundidad de todos los elementos que constituyen el coronamiento de las fachadas y análisis de las patologías.

 

Los técnicos redactores del proyecto han adoptado la metodología consistente en la documentación pormenorizada de los elementos a conservar y restaurar mediante una ficha descriptiva de cada uno de ellos. En concreto, se intervendrá en 94 balaustradas, 92 pináculos, 2 espadañas y las 6 estatuas que coronan la fachada principal. En una de estas esculturas, la que representa al Comercio, se restituirá el brazo que se desprendió por la erosión de la piedra debido a los agentes atmosféricos.

 

El proyecto plantea la restitución fidedigna del elemento corporal siguiendo los restos acopiadas tras el desprendimiento, así como la documentación histórica a través de fotografías antiguas.

 

En concreto, los trabajos que se van a realizar en los elementos que constituyen la coronación de la Plaza Mayor son la limpieza y eliminación de todos los productos y componentes añadidos que hayan podido generar daño en el Monumento y de la suciedad producida por la contaminación de origen biológico, como manchas de excrementos, costras y depósitos adheridos sobre la superficie.

 

Posteriormente, se realizará una consolidación y restauración de los distintos elementos, realizando un rejuntado completo y en los casos de deterioro irreversible, se llevará a cabo la reposición de los mismos. Se llevará cabo también la revisión y reparación de la protección de pizarra que cubre el plano superior de la cornisa; la instalación de un goterón (elemento constructivo) bajo la pizarra para facilitar la evacuación del agua de lluvia y evitar que penetre en la piedra y la reparación de todas las lanzaderas.

 

En el arranque de cubierta se reparará la canaleta revestida con poliéster y se colocará en todo el perímetro una rejilla de cuadrícula metálica que proteja dicha canaleta y que permita el tránsito por todo el perímetro de la cubierta.

 

Está prevista también la intervención sobre el conjunto de las campanas situadas en el campanario del Pabellón de la Casa Consistorial; la restauración de balcones históricos de forja antigua del campanario; o la reparación de la instalación de iluminación artística situada en la cubierta de las cuatro fachadas.

 

Este proyecto será posible gracias a un presupuesto de adjudicación de 203.551,33 euros IVA incluido. Su plazo de ejecución es de 4 meses.

 

Para esta intervención, se ha recibido una ayuda de 88.884,04 euros del programa Proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados patrimonio mundial, correspondientes al año 2014, convocada por la Secretaría de Estado de Cultura.