La Plataforma por la Sanidad Pública pide que los pacientes conozcan su puesto en la lista de espera

Los miembros de la Plataforma de Salamanca para la defensa de la sanidad pública se reunieron en la sede de Fevesa. Foto: CAH

Destacan también las elevadas demoras en pruebas diagnósticas y primeras consultas, reclaman la contratación de más personal para evitar cierres de plantas y camas durante las vacaciones y piden más inversión en tecnología e infraestructuras para el Complejo Hospitalario.

La Plataforma de Salamanca para la Defensa de la Sanidad Pública se ha reunido esta tarde en la sede de Fevesa para analizar los problemas que actualmente afectan a Salamanca en este ámbito. Resaltan el empeoramiento de las listas de espera quirúrgicas en Salamanca, según los datos hechos públicos recientemente en el Portal de Sanidad de la Junta de CyL. Y, como destaca Pablo Unamuno, portavoz de la Plataforma, las de Salamanca no solamente son las mayores de toda la Comunidad, "si no también las únicas que han aumentado en el último año". También quieren llamar la atención sobre las listas de espera para técnicas diagnósticas, y las primeras consultas "que en algunos servicios se demoran más de un año". 

 

Desde la Plataforma proponen que las listas de espera sean públicas y controlables, "de forma que cada paciente reciba un número para saber en qué puesto de la lista está", como explica Arturo Ferreras, concejal socialista y también miembro de Plataforma. Además, en el caso de las consultas externas quieren que se indique a los solicitantes una fecha aproximada de cuándo serán recibidos y que desaparezca el actual ‘ya le llamaremos’, añade.

 

La Plataforma considera que este aumento inaceptable de las listas de espera se debe a los recortes de personal de 2015 que ya desencadenaron las tres mareas blancas de la pasada primavera. Por eso, en la reunión de esta noche también abordaron los escasos recursos humanos del Complejo Hospitalario y se acordó reclamar la contratación de más personal, "de manera que la plantilla sea acorde a las necesidades y se puedan evitar cierres de plantas, la reducción de camas y los problemas de ingresos durante los procesos vacacionales", añade Ferreras.

 

En este punto, la Plataforma rechaza frontalmente que la solución esté en "las derivaciones de pacientes a la medicina privada". Así, Pablo Unamuno señala que harán "un seguimiento de la información que nos dio la Gerente del hospital de que las listas de espera se solucionarán con los propios recursos públicos de infraestructuras y personal".

 

También consideran que la actual inversión es insuficiente, tanto en tecnología como en infraestructura, lo que, a juicio de Arturo Ferreras, "sin duda queda demostrado con las continuas averías de los sistemas informáticos o daños de los edificios con peligrosas caídas de techos en varias zonas".

 

En cuanto a las obras del nuevo hospital reconocen que "han tomado un buen ritmo, si bien lo construido hasta ahora es una parte muy visible y estaremos muy atentos a que en los siguientes meses los presupuestos se mantengan en lo que está programado y las obras continúen con el mismo ritmo".

 

Por último, los miembros de este grupo de trabajo sobre la Sanidad Pública no quisieron dejar al margen el problema que ha ocurrido en Ávila con la desaparición de las pruebas diagnósticas, porque es "verdaderamente preocupante el fallo continuo del sistema informático en el Sacyl, desde hace algunos años y que ha provocado la pérdida de miles de consultas en todo el territorio".