La plantilla se enfada consigo misma y apuesta por mejorar la imagen

Después de la primera decepción, si es que se puede calificar así el partido ante la Cultural, autocrítica. El plantel charro, que volvió ayer a los entrenamientos tras dos días de descanso, es consciente de que tiene por delante dos semanas y dos pruebas antes del inicio de Liga para mejorar la imagen. Hay enfado interno, y así lo confesaba Cano, en víspera del penúltimo amistoso.
D. G.

El cansancio no es excusa: “Cuando a uno le pesan las piernas es por un esfuerzo poco adecuado sobre el campo, un recorrido que no tiene que ver con lo que nosotros pretendemos. Lo importante es que ellos me cuentan, y yo mismo lo percibo, que están enfadados, porque son conscientes de que no se hizo bien y eso explica la grandeza de esta plantilla”, explica el técnico, que cree que la plantilla está evolucionando positivamente: “Hemos ido de más a menos en cuanto a los partidos, pero nosotros hacemos una valoración en cuanto a los entrenamientos, y ahí vamos ganando en intensidad. Cuando menos lo esperas haces un buen partido y otras veces, como el otro día en León, con un buen rival, un buen estadio, el equipo no anduvo bien. Son altibajos típicos de pretemporada”.

Respecto a la cita de hoy, ante el Ciudad Rodrigo, de Regional, en el Francisco Mateos y a las 20.30 horas, señaló: “El partido exige cosas que no exige un entrenamiento. Hay gente que está todavía fuera de forma. No vamos a desperdiciar el tiempo”, comentó.