La PAU señala a los socios, Hidalgo u otros inversores como tabla de salvación para la UDS

(Foto: Chema Díez)

La Plataforma de Aficionados de la Unión, que suma ya 700 personas, continúa convencida de la viabilidad del club a través de la ampliación de capital.

Cada vez suman más adeptos, 700 a día de hoy y más de 1.200 firmas. La PAU (Plataforma de Aficionados de la Unión) se creó la pasada semana tras el anuncio de Juan José Hidalgo de realizar una "reconversión: borrón y cuenta nueva", como él mismo decía. El primer objetivo de esta PAU es frenar la muerte de la Unión Deportiva Salamanca como club, ya que están convencidos de su viabilidad.

 

Roberto Pescador, socio de la UDS y portavoz de la Plataforma aseguraba ayer a Tribuna: "Hidalgo quiere empezar de cero y eso es respetable, pero no quiere decir que la UDS no sea viable, ya que si el convenio se aprueba, lo será", dice.

 

La PAU cree que podrá sacar dinero suficiente para salir en Segunda B para luchar por el ascenso

Una de las claves para que la UDS continúe 'viva' es la "ampliación de capital", pero en condiciones diferentes a la del año pasado: "Los precios no eran los adecuados y, además, no se publicitó bien. Además, comprar acciones desde fuera de Salamanca era prácticamente imposible", añade Pescador, que reside actualmente en Londres. En este sentido, añade: "Nuestro modelo es el del Oviedo que se convirtió en un fenómeno viral".

 

Por otro lado, Pescador apunta a otros "inversores que entren en el club" como tabla de salvación. De hecho, desde la PAU aseguran que ya se han iniciado los trámites para contactar con varios de ellos.

 

"Las perspectivas de futuro de la UDS serán mejores o peores dependiendo de la opción que tire para adelante", asegura Pescador: Hidalgo, socios o inversores.

 

Salir a competir en Segunda división B

 

"Con la ampliación de capital podemos sacar dinero suficiente para salir en Segunda B luchando por el ascenso. Sería nuestra última bala para tratar de subir a Segunda. Tendríamos por lo menos un año más de tiempo para buscar otra situación", asegura el portavoz de la PAU.

 

"La UDS es un caramelo para muchos inversores extranjeros. Lo único malo es que la fecha de la firma del convenio -18 de junio- está muy próxima", añade.

 

A pesar de que la PAU pretende agotar todas las vías legales posibles para tratar de asegurar un futuro a la Unión, si no se consiguiera que el club unionista siga con vida, desde la PAU se pide que "el nuevo club que se cree no copie a la UDS, ni su escudo, ni su camiseta. Nos da igual en la categoría que salga, pero que sea diferente a la Unión, que la dejen descansar en paz", apunta Pescador.

 

Por último, el portavoz de la PAU se pregunta sobre a viabilidad del nuevo club con Juan José Hidalgo al frente: "Suponemos que aportará el capital suficiente para que sea viable, pero no hay que olvidar ejemplos como el del Málaga, que es muy complicado que se repita porque recibió dinero del jeque y ahora, una vez que se ha ido, están de nuevo en problemas. Otros ejemplos que no funcionaron son el Compostela, Logroñés, Mérida o Badajoz", añade.

 

Además, según Roberto Pescador hay otro problema con el que tiene que contar Hidalgo, y es que "el 25 o 30% de la masa social que tiene la UDS no apoyará al equipo nuevo".

Noticias relacionadas