La patrona recorre las calles arropada por el fervor de los fieles en su día grande

Acto solemne. Centenares de vecinos acompañan a Santa Marta al son la música tradicional. Autoridades. Disfrutan de un vino de honor
LORENA LAGO

Eran algo más de las 12.30 horas cuando, bajo un sol de justicia, la imagen de Santa Marta se abría paso entre la multitud como todos los 29 de julio. Así comenzaba un tradicional paseo que llevaría a la patrona de la localidad por las calles del municipio, la procesión con la imagen de Santa Marta paseando por las calles del pueblo y estrenando también su discurrir por la avenida de Salamanca, que ya luce su nuevo aspecto. A la Virgen la acompañaban un sinfín de vecinos que quisieron rendir con su presencia homenaje a la patrona de su localidad a la par que El Mariquelo, cuya asistencia viene siendo habitual ya en estas fiestas santamartinas.

Además, y como también viene siendo habitual, las autoridades quisieron acompañar a la patrona por todos los rincones del municipio por donde pasó, ofreciendo también honores a la Santa que da nombre a esta localidad. Hubo muchos momentos emotivos durante todo el recorrido en los que se homenajeó a la imagen con los tradicionales bailes, entre ellos la jota, que tanto gusta a las gentes de la provincia. Tras un dilatado recorrido la patrona volvía de nuevo a su iglesia, hasta el año que viene, como manda la tradición, siendo aclamada por la multitud que se había dado cita.

Tradicional vino de honor
Tras devolverla a su hogar, las autoridades se concentraron para disfrutar de un vino de honor en el día grande de las fiestas, del que participaron no sólo los miembros de la Corporación local al completo, encabezados por su alcalde, Javier Cascante, sino numerosas autoridades provinciales, regionales y numerosos integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Juntos disfrutaron del ágape preparado por los miembros de la Escuela de Hostelería en el ático del Hogar del Jubilado. Además, los vecinos también tuvieron su propio aperitivo a base de productos de la tierra que degustaron en la calle del Aire.