La patata vale su peso en oro...

Una patata... muy caliente

El tubérculo por excelencia cuenta con un precio desorbitado en el mercado (entre 0,40 y 0,60 euros por kilo) por su escasez, situación que se prolongará hasta finales de julio cuando el arranque en Salamanca se normalice.

La patata se ha convertido en el cultivo de oro en España, Castilla y León y como no, Salamanca; la escasez del tubérculo por excelencia está provocando que su precio se haya posicionado en términos desorbitados hasta alcanzar un baremo que oscila entre 0,40 y 0,60 euros por kilogramo, que choca de manera frontal con los 0,06 euros de hace solo dos campañas.

 

¿El motivo? La escasez de oferta en el mercado provoca que el valor de la patata lo ponga el agricultor y los almacenistas o empresas que quieren adquirir el producto deben aceptar o no las reglas de la oferta y la demanda, que en este caso favorecen al primero.

 

"Ahora mismo, el cultivo se encuentra en una situación muy alcista ya que hay muy poco patata en Andalucía, Cartagena y también en Extremadura. Aquí en Salamanca, cuando comience su arranque se prevén unos rendimientos de entre 40.000 y 45.000 kilos por hectárea, la media de los últimos años".

 

Así lo reconoce Juan Manuel Redero, agricultor de la zona de Las Villas, que señala además, que esta situación de precios desorbitados puede prolongarse hasta finales del mes de julio cuando comience el arranque a un ritmo mayor o bien entrado el mes de agosto.

 

Entonces, el valor de la patata si que puede desplomarse por el exceso de oferta en el mercado, por lo que algunos productores han optado por la patata industrial, es decir, la sujeta a contratos que oscilan entre 0,13 y 0,14 euros por kilo, que dan al productor un respiro y una rentabilidad que puede oscilar entre 1.000 y 1.500 euros por hectárea.

 

Por último, no hay que olvidar un hecho importante y es el retraso en la siembra y el arranque de la patata, lo que está provocando que en algunas parcelas de la provincia se estén 'quemando' las tierras para poder iniciar un arranque más o menos escalonado.