La ORA llega a Labradores y San Cristóbal sin tiempo para sacar tarjeta de residente

La entrada en vigor del aparcamiento de pago se hizo oficial hace una semana cuando la gestión para obtener la tarjeta y pagar menos se demora cerca de un mes. Además, solo se consigue si el domicilio coincide con la dirección del DNI y del carné de conducir.

MALESTAR DE LOS VECINOS

 

La junta directiva de Avesal, la asociación del barrio de Labradores, se dirigirá al Ayuntamiento de Salamanca para pedir explicaciones sobre los motivos de ampliar la zona de pago del aparcamiento en la calle. Así lo ha asegurado el presidente de la asociación, Francisco Gómez, que considera que son demasiados los espacios de aparcamiento de pago y que transmite el malestar de los vecinos consultados, que no saben dónde van a poder estacionar si no disponen de una plaza de garaje.

 

Por su parte, el presidente de Fevesa, José María Collados, ha confirmado que su asociación llevará el tema al consejo de ciudad del próximo jueves. Fevesa ya manifestó su oposición a una medida que considera puramente recaudatoria porque no se ha guiado por criterios de movilidad, y aprovechará la reunión del consejo para pedir explicaciones al Ayuntamiento.

La nueva zona azul y verde llega hoy a 14 calles del centro sin tiempo para que los vecinos se hayan percatado de ello. Pero lo fundamental es que muchos no habrán tenido tiempo de obtener la tarjeta de residentes que les permite pagar menos por aparcar que al resto de conductores. Un trámite que se demora cerca de un mes cuando hace menos de una semana que la implantación de las nuevas áreas de ORA se hizo oficial.

 

La implantación del estacionamiento de pago en 14 nuevas calles de los barrios de Labradores y San Cristóbal se ha hecho efectiva en un escaso lapso de tiempo. La medida se anunció el pasado día 25 de octubre y, en menos de un mes, se ha publicado su puesta en marcha. El BOP del pasado lunes, 11 de noviembre, publicaba la lista de las calles que se regirán ahora por el régimen de pago por aparcamiento. Entre el jueves y el viernes pasado se pintaron líneas y se colocaron señales y expendedores de tiques. Y este lunes 18 de noviembre ya es efectiva.

 

Al margen de la idoneidad o no de la implantación de la medida, que tanto Fevesa como Avesal han criticado, el cambio de sistema obliga a pagar por aparcar a todos los vecinos de estas calles, pero no ha dado tiempo a conseguir las tarjetas de residentes. Este documento permite estacionar en una serie de calles de cada zona azul o verde a un precio sensiblemente inferior al que pagan los conductores que no son vecinos de la zona. Pero es muy complicado que ninguno de los que vivan en las calles afectadas haya podido obtenerlo. El Ayuntamiento no ha comunicado régimen transitorio ni exención alguna, como sí hizo en otras ocasiones.

 

Puestos en contacto con la empresa adjudicataria de la ORA,  este medio ha comprobado que los trámites para obtener la tarjeta no son rápidos ni sencillos. El título se gestiona en el Ayuntamiento y lo entrega la empresa, y según fuentes de esta, el plazo normal para obtenerlo es de un mes. Toda vez que la medida se hizo oficial hace una semana, pocos vecinos lo tendrán ya en sus vehículos porque además, las asociaciones de vecinos aseguran que no se les ha consultado nada.

 

Además, no es sencillo obtenerlo. Para conseguirlo, hay que rellenar un modelo de solicitud con los datos personales y del vehículo y adjuntar certificado de empadronamiento, DNI, permiso de conducir y de circulación del vehículo. Pero hay un requisito que lo complica todo: la dirección del domicilio de empadronamiento tiene que coincidir con la del DNI y carné de conducir vigentes que se presentan. Si no es así, se deniega. Por último, hay que pagar una tasa (12 euros) y espera a que se comprueben todos los datos y se conceda la tarjeta, proceso que suele llevar un mes.

Noticias relacionadas