La oposición seguirá sin presencia en cuatro entidades pero logra sitio en MercaSalamanca

El equipo de Gobierno se reserva la representación del Ayuntamiento en la Casa Lis y el consorcio del Palacio de Congresos, con el alcalde y un concejal, y también donde solo hay un representante político del municipio.

Uno de los caballos de batalla de la oposición en este comienzo de legislatura era conseguir hacerse un hueco en aquellas sociedades, fundaciones y entidades en las que el Ayuntamiento de Salamanca tiene el control o presencia, y donde le corresponde representación política. Esto es algo que, generalmente, se ha estado reservando el equipo de Gobierno para sí mismo y que va a tener algunos cambios, pero no muchos. La oposición se hace sitio en MercaSalamanca, pero el equipo de Gobierno mantiene su primacía en cuatro entidades donde no dejará la representación a la oposición. Es decir, que la situación queda casi como está.

 

El principal logro es haber conseguido que hubiera una silla para todos los grupos municipales de la oposición en aquellos órganos donde ya estaba el único que existía hasta ahora, el grupo socialista. Se ha logrado en todas aquellas que están bajo el control directo del Ayuntamiento: el consejo de administración del Patronato de Vivienda, la junta rectora del OAGER, el patronato de la Fundación Muncipal Ciudad de Saberes y Cultura, en la sociedad municipal de Turismo, Comercio y Promoción Económica de Salamanca.

 

A ellos se une MercaSalamanca. Este es el único sitio donde la oposición no estaba y ahora va a estar: algo que, lejos de una concesión, era algo obligatorio porque ahora la oposición es mayoría en el pleno y el equipo de Gobierno no puede negarse. Con todo, el alcalde ya lo anunció en el acto de investidura y así va a ser. Todos los grupos de la oposición podrán sentar a alguien en este órgano, al margen de los puestos del equipo de Gobierno. Y aunque no estaba en el orden del día oficial de este primer pleno, puede ocurrir lo mismo con la Fundación Gómez Planche, que gestiona el Museo de Historia de la Automoción, en cuyo patronato también podría entrar algún representante de la oposición.

 

 

EN MANOS DEL EQUIPO DE GOBIERNO

 

Sin embargo, el equipo de Gobierno sigue reservándose la representación del municipio en algunas otras importantes. En la fundación Ramos Andrade, que gestiona la Casa Lis, seguirá el alcalde (que la puede delegar) que es presidente del patronato y el concejal Julio López; lo mismo ocurrirá en la junta general del Palacio de Congresos, donde el alcalde es miembro nato y estará acompañado del mismo concejal. Ganemos ha pedido que, allí donde el Ayuntamiento tuviera más de un puesto, lo cediera a la oposición y el PSOE había planteado la posibilidad de que un grupo de la oposición representara al Ayuntamiento. El concejal Gabriel Risco ha explicado que se puede hacer perfectamente, coordinándose con el concejal delegado y lo ha reclamado de nuevo esta mañana en el pleno. Según Ganemos y PSOE, esto no refleja de manera equilibrada la nueva situación del pleno.

 

Además, el equipo de Gobierno se reserva el puesto en la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, que ocupará Julio López; y en el consorcio GIRSA, de gestión de residuos de la provincia, donde puede llevar al concejal de medio ambiente y dos técnicos. En este último había una posibilidad inicial de que el Ayuntamiento pusiera dos concejales y un técnico, con lo que podría haber hecho un sitio a la oposición, pero finalmente se decidió que fuera al revés y así el equipo de Gobierno se asegura el sitio para uno de sus concejales.

 

La decisión choca con el hecho de que se haya hecho sitio en junta de Gobierno, mesa de contratación y la renacida Junta de Portavoces a toda la oposición, a pesar de que la primera es un órgano de asesoramiento del alcalde que va a quedar bastante vacía de contenido si, como se pretende, todo se trate en el pleno. Pero el PP ya se ha reservado la presidencia de cinco de las siete comisiones informativas y ha concedido las otras dos a Ciudadanos, un acuerdo que se ha presentado como hecho a los otros dos grupos, a los que no se ha dado opción.