La oposición retoma la vía de las compensaciones que abandonó Mañueco para resolver la papeleta de El Corte Inglés

Una de las reuniones entre PSOE, Ciudadanos y Ganemos durante la formación de Gobierno.

Los tres grupos de la oposición hacen 'piña' y se presentan este lunes a la junta de portavoces con una única postura frente a los errores del equipo de Gobierno. Exigen compensaciones que habrá que volver a negociar tras el 'portazo' de Mañueco a Equo.

Compensaciones para equilibrar la balanza. Este es el punto de partida común de los tres grupos de la oposición de cara a la junta de portavoces de este lunes, en la que están dispuestos a 'coger el toro por los cuernos' y dar al problema urbanístico de El Corte Inglés la solución que el equipo de Gobierno del PP no le ha querido dar en los últimos años. Así lo han consensuado PSOE, Ciudadanos y Ganemos tras una reunión celebrada el viernes y donde adoptaron una postura que será compacta cuando esta mañana de lunes se sienten a la junta de portavoces.

 

La reunión, celebrada en la mañana del viernes, llegó tras la propuesta del alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, que convocándoles parece haber trasladado a la oposición la responsabilidad de tomar decisiones que corresponden más bien al equipo de Gobierno. Sin embargo, los antecedentes parecen indicar que ni el alcalde ni su equipo de concejales tienen claro qué salida adoptar ni la solución al problema generado por un convenio y unas licencias que han sido anuladas por la justicia. Lo que sí está claro es la fórmula, una nueva modificación puntual del PGOU que sea más acertada que las habilitadas hasta ahora.

 

En la base de su nulidad, la descompensación que, según los tribunales, existe entre lo que el centro comercial consiguió y lo que dio para la ciudad a cambio de terrenos y licencias para su negocio. En cifras de Equo, 30.000 metros de edificabilidad a cambio de 3.000. Un equilibrio dudoso que, según las sentencias, se basa en un convenio firmado por el Ayuntamiento de Salamanca que parece mirar más por el interés de la empresa privada que por el patrimonio municipal y de los ciudadanos.

 

Recomponer el equilibrio entre estos intereseses y recuperar la descompensación generada por este convenio es el objetivo planteado por los grupos de la oposición y el punto de referencia de la solución que proponen. PSOE, Ciudadanos y Ganemos Salamanca consideran imprescindible pactar compensaciones (que todavía están sin determinar) con la empresa de los grandes almacenes, justo la vía que abandonó el alcalde Fernández Mañueco hace cerca de un año cuando rompió las negociaciones con Equo, la parte que puso la denuncia y que tiene en su mano pedir la ejecución de sentencia que anula la licencia. Aunque el primer edil dice no haber negociado nunca con la formación, sí lo hizo el hombre fuerte de su equipo, Fernando Rodríguez, clave también en los trámites para la firma del convenio ahora declarado nulo.

 

Meses atrás, el Ayuntamiento había visto cómo la justicia anulaba también una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana promovida en la pasada legislatura para intentar solucionar la primera anulación del convenio y las licencias; Rodríguez llegó a reconocer que el centro comercial estaba fuera de la legalidad. Y a pesar de ello, el equipo de Gobierno de Mañueco decidió ignorar las reclamaciones de Equo. Esta es la senda que la oposición quiere recuperar, aunque ahora habrá que concretar las peticiones y lo que pueden suponer al centro comercial y al propio Ayuntamiento, responsable de unas licencias que se han demostrado no válidas.

Noticias relacionadas