La oposición pide saber qué cantidad se embargó en la operación de requisa a varios bares

Calle Consuelo de la capital charra, en la zona de San Justo

PSOE pide más detalles sobre la insólita operación en la que la Policía Local entró en varios bares para incautar la caja de la noche del jueves. Ganemos solicita también datos de lo que se logró. Es la primera vez que se hace algo así. Las multas superan en algún caso los 3.600 euros.

Dos de los grupos de la oposición han solicitado en la comisión informativa de Policía de esta mañana más datos sobre la insólita operación de la madrugada del pasado jueves, cuando agentes de la Policía Local entraron en varios bares para requisar la recaudación de la caja. La actuación, que se ha hecho para cobrar por vía ejecutiva y en régimen de apremio sanciones impagadas, pretendía lograr el cobro de importantes cantidades.

 

Esa insólita entrada de policías locales para incautarse de la caja de la noche ha sido objeto de debate en la comisión informativa del Ayuntamiento. En ella, el concejal del PSOE han pedido tener acceso a más datos para calibrar la idoneidad de este operativo. La actuación se llevó a cabo con todo secreto y con la participación de los agentes asignados al Grupo SIETE, con algún refuerzo, y los participantes acudieron a los locales señalados vestidos de uniforme y con el arma reglamentaria. Ganemos también se ha sumado a la petición de más datos por lo chocante del sistema empleado.

 

Según informó TRIBUNA, el objetivo era cobrar multas impagadas por parte de varios locales de ocio nocturno. Según las diligencias de embargo, el proceso es un cobro por vía ejecutiva a través de un expediente de apremio, y se justifica en que no ha sido posible intervenir bienes o cuentas corrientes de los afectados. Al menos, así lo han explicado este miércoles el concejal del área, Fernando Rodríguez, y el propio jefe de la Policía Local, José Manuel Fernández.

 

Los concejales de PSOE y Ganemos han pedido explicaciones sobre lo ocurrido. En primer lugar, han preguntado si se había recurrido a este método anteriormente, a lo que el jefe policial ha respondido que no, aunque no estaba totalmente seguro, explican los ediles de la oposición. Y también han preguntado en cuántos de los siete bares afectados se logró requisar la recaudación y qué cantidad, y si suponía saldar la deuda. El importe total de lo que se reclamaría sería bastante elevado.

 

En este sentido, los documentos de apremio indican que las deudas superan los 3.600 euros en algún caso, sumada la multa, el recargo por el retraso y las costas de las reclamaciones previas. Según la normativa recaudatoria, es posible recurrir a este método de embargar cantidades en metálico, pero tiene algunas pegas. Por ejemplo, si lo que se incauta no cubre la totalidad de la deuda no se puede aplicar la parte correspondiente al 20% del recargo por apremio.