La oposición pide más control sobre la cesión de instalaciones y pone el foco sobre La Aldehuela

Los grupos municipales piden más control en las concesiones a empresas privadas para evitar situaciones como las de las piscinas y el Multiusos. Ganemos pide información detallada sobre los ingresos que conseguirá la concesionaria en la ciudad deportiva.

EL GIMNASIO, 'REGALADO'

 

El grupo municipal Ganemos ha denunciado que la explotación del gimnasio de la pista cubierta de atletismo, con decenas de máquinas y numerosas salas, no está contemplada en el estudio financiero de la concesión. Esto supone que todos los ingresos que consiga la empresa por esta vía no computan para descontar de la subvención al posible déficit de explotación. Y eso a pesar de que el gimnasio es uno de los principales activos y de las actividades con más posibilidades de comercialización: de hecho, el centro de fitness está en el centro de la explotación económica por parte de la concesionaria.

El grupo municipal Ganemos Salamanca ha apostado por un control férreo de la gestión de la ciudad deportiva de La Aldehuela, cedida a una empresa privada en extrañas circunstancias y que tiene detrás un millonario presupuesto para pagar una instalación pública que se cede a gestión privada y que incluye una jugosa subvención anula de 1,2 millones de euros a la sociedad que lo explota. El objetivo es hacer un seguimiento exhaustivo del contrato, algo en lo que el PSOE también está de acuerdo, aunque para aplicar un protocolo severo a todos los contratos municipales en los que se ceda la gestión al sector privado.

 

La petición llega tras los escándalos de las piscinas municipales y del Multiusos, que van a requerir de inversiones millonarias para ser acondicionados después de que las respectivas y sucesivas empresas que los gestionaban no llevaran a cabo el mantenimiento obligatorio. Esta falta de control, denunciada por la propia intervención municipal, le va a costar una cantidad importante de dinero a las arcas municipales ya sea porque ya se están pagando arreglos en las piscinas o porque habrá que rebajar el canon que se exija a la futura concesionaria del Multiusos para que asuma los 2,2 millones que cuesta ponerlo 'al día'.

 

Para que esto no se repita, el PSOE ha solicitado el estudio de un protocolo de control sobre las concesiones municipales. Se trata de establecer medidas de vigilancia sobre las empresas que asumen la gestión de instalaciones o servicios públicos, con el objetivo de que se cumplan los contratos en todos sus términos, especialmente en lo tocante al mantenimiento, que suele ser la parte más costosa de los gastos que tiene que asumir una concesionaria. Este control se aplicaría a todos los contratos que requieren la cesión de instalaciones, y es una manera de exigir al equipo de Gobierno más vigilancia, algo que debería ejercer de oficio.

 

 

CONTROL SOBRE CADA EURO DE LA ALDEHUELA

 

Por su parte, Ganemos ha querido ir un poco más lejos con una instalación concreta, la ciudad deportiva de La Aldehuela. El grupo municipal teme que, si no hay una mayor vigilancia del contrato, pueda acabar ocurriendo lo mismo con una instalación de coste millonario. Por eso, ha pedido "controlar cada euro que ingrese la empresa concesionaria", ha dicho el concejal Gabriel Risco. "El equipo de Gobierno del PP no gestiona conforme a los intereses generales, no defiende a la ciudadanía", ha añadido sobre la desconfianza que genera la gestión actual. 

 

Por contrato, la concesionaria, Enjoy Wellness Aldehuela, tiene derecho a ingresar todas las tasas por utilización (se paga por todoos los equipamientos, salvo por acceder) y a una subvención al déficit de explotación de 1,2 millones de euros al año. Por eso, van a pedir que se controlen mensualmente los ingresos y la facturación de la empresa con esta concesión, tarea del inteventor general; información trimestral sobre el estado de ingresos y gastos; información trimestral sobre el uso; e información trimestral sobre el mantenimiento.