La oposición le para los pies a Mañueco y se niega a aceptar la solución que traía el alcalde

Imagen del encuentro que tuvo lugar en el Julián Sánchez el Charro (Foto: Chema Díez)

El alcalde intentó que se aprobara de inmediato su propuesta de pedir dos años de prórroga a la Junta: tenía la decisión tomada sin contar con la oposición. PSOE, C's y Ganemos se negaron a aceptar sin haber analizado el informe técnico.

La oposición en el Ayuntamiento de Salamanca salió de la junta de portavoces convocada este lunes por Fernández Mañueco con una idea clara: el alcalde contaba con salirse con la suya. Y es que todo indica que el primer edil tenía un plan muy concreto y que este pasaba por imponer a la oposición su voluntad, algo que sigue sorprendiendo a los portavoces porque hace meses que está en minoría.

 

Sin embargo, por los mimbres de la convocatoria esta podría haber pasado por cualquiera de las de la pasada legislatura, cuando Fernández Mañueco gozaba de una amplia mayoría. Sobre el papel, los grupos de la oposición iban a conocer el informe del secretario general. Sin embargo, quien les hizo entrega del documento fue el concejal y teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, lo que ha sorprendido a los presentes.

 

Pronto los asistentes se dieron cuenta de que el equipo de Gobierno lo había tenido con anterioridad y que, además de presentarse con los concejales García Carbayo y Rodríguez, cuando el resto de los partidos iban con un representante, se lo sabían al dedillo. Y eso que, sobre el papel, no estaba listo: cuando el pasado viernes se preguntó por su estado de elaboración, la respuesta que obtuvo el portavoz de C's, Alejandro González, fue que se estaba terminando.

 

La situación quedó todavía más clara cuando, sobre un documento que supuestamente habían recibido todos al tiempo, el alcalde ya traía tomada una decisión y había elegido una de las soluciones que planteaba el secretario general. Algo que evidenciaba que había visto el informe antes que el resto. La alternativa, como ya era evidente a ojos de los grupos de la oposición, la de pedir a la Junta una prórroga y una ordenación urbanística transitoria. Hasta tal punto eso era así que el concejal Rodríguez planteó la opción de firmar ya y empezar los trámites. El alcalde reconoció posteriormente que el escrito está listo.

 

Esto era lo que Fernández Mañueco tenía previsto comunicar en la rueda de prensa posterior. Sin embargo, la disconformidad de los tres grupos de la oposición obligó a ir postergando su salida a la palestra durante hora y media y, por último, a no poder anunciar con tomada una decisión que pensaba imponer a los grupos que tienen mayoría. Eso sí, el alcalde no ha ocultado su preferencia por la solución de pedir a la Junta una prórroga. Pero de ahí a dar por segura una decisión que no se ha consultado va un trecho.

 

No es la primera vez que el alcalde intenta dar por seguras decisiones que no ha consensuado con la oposición. Recientemente ha ocurrido con el pacto de la vivienda. El alcalde convocó el mismo día para iniciar las negociaciones y para anunciar el pacto, pero la negativa del PSOE a 'hacerse la foto' le obligó a desconvocar la rueda de prensa que iba a dar.