La oposición hace efectivo el cambio de cultura en las contrataciones del Ayuntamiento

Ganemos logra el apoyo de PSOE y Ciudadanos para aprobar el registro de proveedores y de contratistas. Se trata de evitar la discrecionalidad en los contratos menores y el uso de los procedimientos negociados sin publicidad.

La oposición en el Ayuntamiento de Salamanca tiene todo listo para ejecutar un cambio importante en la cultura de contratos municipales. Y lo va a hacer con un nuevo modelo que pretende acabar con algunas de las dudosas prácticas que ha mantenido el equipo de Gobierno durante muchas legislaturas y que han limitado la concurrencia para conseguir contratos de obras o de servicios.

 

Tras las últimas conversaciones esta semana, los grupos de la oposición han llegado a un acuerdo para apoyar la moción de Ganemos que pretende implantar un registro de proveedores y contratistas. La idea es una de las primeras que planteó hace unas semanas el grupo municipal para frenar las prácticas clientelistas que hacen que, de manera sospechosa, un pequeño ramillete de empresas se repartan los contratos municipales. El sistema consiste en que el Ayuntamiento haga un listado de empresas que quieran acceder a contratos municipales y que se dirija a ellas para todos los concursos; y un registro de proveedores que permita saber cuáles pueden proporcionar según que servicios y productos.

 

Este registro estaría abierto a todas las empresas de la ciudad, que se podrían apuntar y a las que el Ayuntamiento avisaría cuando fuera a licitar un contrato público; el registro se actualizaría cada año y permitiría al Consistorio tener al día muchos datos que se piden a posteriori en muchas licitaciones, lo que ahorraría tiempo y gestiones.

 

De este modo, se evitarían las concesiones 'a dedo' en las que la discrecionalidad campa a sus anchas. El objetivo es acabar con las prácticas opacas en la adjudicación de contratos menores y con las limitaciones a la concurrencia que supone el uso habitual de los procedimientos negociados sin publicidad, en los que el Ayuntamiento decide a quién invita.

 

Esta medida recibió una buena acogida por parte de PSOE y Ciudadanos, y este último grupo ya se sumó a la propuesta. Ahora los socialistas han decidido respaldar la moción y Ciudadanos también ha mostrado su disposición a apoyarla, con lo que ponen fecha de caducidad a los vicios de contratación acumulados. Y cumplen uno de sus objetivos, poner fin a los métodos contratistas de 20 años.