La oposición en pleno empuja a Mañueco a recuperar el diálogo social

Los tres grupos de la oposición llevarán una moción conjunta al pleno de finales de julio y aprobarán por mayoría reabrir el diálogo social que el alcalde ha evitado durante cuatro años. Pactan con sindicatos y patronal entran a formar parte de la mesa de negociación.

Primer ejemplo de los nuevos vientos políticos que el fin de la mayoría absoluta del PP ha traído a Salamanca. El diálogo social, la mesa tripartita Ayuntamiento/sindicatos/patronal en la que se impulsan cuestiones de economía y empleo, regresará a la actividad después de cuatro años. Y no lo hará por iniciativa del equipo de Gobierno de Fernández Mañueco, que ha intentado por todos los medios convocarla, sino por un acuerdo total entre los tres grupos de la oposición, PSOE, Ciudadanos y Ganemos, que ostentan la mayoría en el pleno y que la ejercerán a finales de julio.

 

El acuerdo ha tenido lugar este miércoles en la que tenía que haber sido la primera reunión en pleno de la mesa del diálogo social y que se inició con la ausencia del PP. El grupo que sustenta al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento se había visto forzado a aceptar la petición de patronal y sindicatos para recuperar este instrumento de negociación, ya que todos los grupos de la oposición habían manifestado su decisión de acudir; también Ciudadanos, que le dio con su abstención la alcaldía a Fernández Mañueco y que lleva entre sus exigencias precisamente abrir de nuevo el diálogo social.

 

Sin embargo, en la mañana del miércoles el PP se desmarcó de la reunión con una excusa, una división interna en la patronal, que sindicatos, Confaes y todos los grupos de la oposición consideran una excusa para intentar escurrir el bulto y evitar convocar una mesa a la que el alcalde se ha resistido durante todo su primer mandato. Esta actitud provocó las críticas de toda la oposición, sindicatos y patronal, que celebraron la reunión a pesar de la ausencia del PP.

 

Con la presencia de representantes de Confaes, con su presidente Juan Antonio Martín Mesonero a la cabeza, CCOO (Emilio Pérez), UGT (José Luis Gonzáles Rivas), PSOE (José Luis Mateos y Arturo Ferreras), Ciudadanos (Alejandro González y Ana Suárez) y Ganemos Salamanca (Virginia Carrera y Gabriel Risco) la reunión se ha celebrado en un clima de acuerdo unánime sobre la cuestión fundamental: la necesidad de poner en marcha de nuevo el diálogo social como fundación tripartita administración/patronal/sindicatos

 

La novedad es que la entrada del Ayuntamiento de Salamanca la va a forzar la oposición, que está en mayoría. Para ello, los tres grupos han acordado elaborar una moción conjunta para que el pleno del consistorio apruebe la reapertura del diálogo social, llevarla al pleno del día 31 de julio y apoyarla con la suma de los votos de PSOE, C's y Ganemos, que superan a los que suma el grupo popular que sustenta a Fernández Mañueco. Esa moción estará basada en un documento que establecerá el funcionamiento del diálogo social en Salamanca y que marcará, entre otras cosas, que la mesa por el empleo que propuso Mañueco estará supeditada a la mesa del diálogo social.

 

El acuerdo para diseñar la moción y llevarla a pleno es firme y total entre los tres grupos de la oposición, como han confirmado a TRIBUNA sus respectivos portavoces, que se han citado el jueves de la semana que viene para trabajar en la elaboración y firma de un documento previo que debe recoger el funcionamiento de la mesa del diálogo social, y para el que se recogerán las aportaciones y puntos de vista de todos sobre esta cuestión.