La ONT no consigue reducir las unidades de trasplante cardiaco como propuso a las CCAA hace un año

España cuenta actualmente con 18 unidades de trasplante cardiaco a pesar de que hace un año el Ministerio de Sanidad, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), recomendó a las comunidades eliminar aquellas que realizaran menos de 15 operaciones al año.

En un documento sobre 'Criterios de planificación de trasplantes', presentado en noviembre de 2013, la ONT estableció que la actividad deseable para estas unidades debería de ser de 20 trasplantes al año por equipo, con una actividad mínima tolerable de 15, algo que no cumplen todas las unidades actuales, con el argumento de que permitiría obtener mejores resultados.

"Si yo me tengo que trasplantar en una unidad que hace 10 o en otra que hace 40 trasplantes al año, yo me iría a la de 40", apuntó entonces el director de la ONT, Rafael Matesanz, dado que la experiencia pone de relieve que a mayor actividad los resultados son mejores. "Se acumula experiencia por parte de todo el mundo, tanto cirujanos, clínicos, intensivistas", incidía.

Actualmente las unidades están repartidas entre Madrid (con 3 de adultos, en los hospitales Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Puerta de Hierro, y una pediátrica, en el hospital de La Paz); Cataluña (con tres de adultos en los hospitales de Bellvitge, Clínic y Sant Creu i Sant Pau, además del Vall d'Hebrón infantil); Andalucía (en el hospital Reina Sofía de Córdoba y el Virgen del Rocío de Sevilla); Aragón (hospital Miguel Servet de Zaragoza); Asturias (Hospital Central de Asturias); Cantabria (Marqués de Valdecilla); Castilla y León (Hospital Clínico de Valladolid); Comunidad Valenciana (Hospital La Fe de Valencia); Galicia (Hospital Universitario de A Coruña); Murcia (Hospital Virgen de la Arrixaca), y Navarra (Clínica Universitaria de Navarra).

ALGUNAS HACEN TRES INTERVENCIONES AL AÑO

Según datos de 2012, los últimos disponibles, la media nacional en este tipo de trasplantes está en 13,3 al año, en parte porque las unidades de Murcia, Navarra, Zaragoza, Asturias, Valladolid y la del Clínic de Barcelona ni siquiera han alcanzado esta actividad mínima en los últimos cinco años. De hecho, algunas como la del Virgen de la Arrixaca murciano apenas realizó tres trasplantes de corazón en 2011.

Pese a esta baja actividad y la recomendación de hace un año, Matesanz ha reconocido a Europa Press que ha habido algunos contactos entre algunas comunidades, principalmente del Gobierno de Castilla y León con Madrid, pero "a día de hoy no ha habido modificaciones". "Es complicado llevarlo a cabo. Siguen realizando trasplantes, pero siguen teniendo una actividad baja", ha explicado, al tiempo que ha recordado que su recomendación se basaba en estándares internacionales.

"Seguimos pensando que es una recomendación razonable, una unidad de trasplante debe tener una actividad óptima, estar más rodada y hacer un mínimo al año (...) Pero luego son las comunidades las que tienen que adoptar una decisión que puede ser complicada", ha admitido.

PUEDEN HACER EL ESTUDIO PREVIO Y EL SEGUIMIENTO POSTERIOR

No obstante, Matesanz ha defendido que esta concentración de actividad no debe conllevar necesariamente el cierre, ya que tanto el estudio previo y la preparación como el seguimiento posterior se puede seguir llevando en éstas para aprovechar toda su experiencia.

Esta baja actividad se debe a que en los últimos años se ha producido un mejor manejo de la insuficiencia cardiaca que ha hecho posible, junto a los cambios epidemiológicos, que se reduzca la lista de espera para un trasplante y que las indicaciones de trasplante son mucho menores que hace diez años.

De hecho, mientras hace diez años se realizaban más de 300 trasplantes de corazón al año, en los últimos tres años se han realizado menos de 250 y actualmente sólo hay 90 pacientes en lista de espera.

En otros trasplantes, como el de hígado o pulmón, el número de unidades es el adecuado, pero en el caso de riñón podría suceder algo similar y la ONT barajaba también recomendable eliminar alguna de las unidades actuales.