La OMC pide a España que diversifique su estrategia comercial para aprovechar el impulso de países emergentes

Pascal Lamy y Jaime García-Legaz
El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy, ha animado a España a "diversificar su estrategia comercial" para que abra nuevos mercados y se beneficie del rápido crecimiento de los países emergentes, ya que serán las naciones que más crezcan en los próximos años y ante el crecimiento "plano" de la economía de Europa.



MADRID, 5 (EUROPA PRESS)



"España tendrá que diversificar su estrategia comercial e ir a otros mercados para beneficiarse del incremento de competitividad de este 'shock' económico. España siempre ha sido un país muy defensor del sistema de comercio multilateral, incluso ahora teniendo en cuenta la situación económica que atraviesa, que hace que muchas cosas dependan de la demanda nacional", aseguró durante su conferencia en los desayunos organizados por Nueva Economía Forum.

Por otro lado, el directivo de la OMC avisó que los países de la UE "no podrán contar con el crecimiento del mercado en Europa", ya que vaticinó que "será plano en los próximos años", animándoles a invertir fuera de este mercado.

Pascal Lamy, además, vaticinó que en los próximos 10 años el 90% del crecimiento de Europa llegará de fuera. "Europa está en una situación buena como para beneficiarse de este crecimiento generado fuera. La UE sigue siendo sumamente competitiva desde el punto de vista del comercio internacional, aunque tiene una debilidad que está en el sector servicios, donde tiene que ser más agresiva si quiere beneficiarse del crecimiento que llegará de fuera", aseguró, al tiempo que confió en que Europa está saliendo de "forma lenta y dolorosa" de la crisis del euro.

De esta forma, Lamy destacó el importante crecimiento de los países emergentes en los próximos años. "En el 2020, el comercio mundial se va a producir una tercera parte en el Norte, otra tercera parte en el norte-sur y otra en el sur. Esto supone una transformación mayúscula en el panorama mundial", avisó tras desvelar que las proyecciones para los 10 próximos años señalan que los países desarrollados crecerán un 2,5% y los de en vías de desarrollo, un 6,5%.

"El mapa del comercio mundial se verá afectado por los reequilibrios de la economía mundial, que ahora está pasando de Occidente a Oriente. El 2012 se recordará como el año en el que la producción de los países en desarrollo fue superior a los países desarrollados. Antes eran más importantes los desarrollados que los de en vías de desarrollo, pero la esencia del crecimiento mundial en los próximos años tendrá lugar en los países en desarrollo", señaló.

Lamy también indicó que se están "reduciendo las diferencias entre los países y se están igualando las reglas del juego a nivel mundial". "El proteccionismo ya no protege a nadie porque cuando exportamos es porque somos mejores que otros, y si protegemos las importaciones, deterioramos la mejor parte de la economía y pagaremos un precio muy alto, que afectará negativamente a la economía", subrayó.

Preguntado por el aniversario de la expropiación argentina de YPF a Repsol, Pascal Lamy afirmó que la comunidad internacional debería desarrollar mecanismos multilaterales efectivos de protección de las inversiones. "Probablemente hay 5.000 tratados bilaterales, pero nunca acuerdos multilaterales y considero que es un elemento que falta en la gobernanza mundial. Creo que lo que podría cambiar la situación es la gran expansión de inversiones chinas en el extranjero en los próximos 10 años", subrayó.

El director general de la OMC, que dejará en agosto su puesto al frente del organismo mundial, concluyó ofreciendo su recomendación a los países para mejorar en el comercio internacional. "Mi recomendación para tener la mejor política comercial es la educación, porque es muy importante para el futuro", concluyó.

Por su parte, el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, encargado de la presentación del directivo de la OMC, destacó que Pascal Lamy ha conseguido en estos años "evitar el proteccionismo" desde la propia institución mundial. "España, como miembro de la OMC, es defensora de la política multilateral de comercio", subrayó.