La oleada de robos en el alfoz se extiende con dos otros en chalés de Valdelagua y Doñinos

 
E. S. C.

La ola de robos que está sufriendo el alfoz de la provincia en los últimos días se extendió ayer a Valdelagua y a Doñinos de Salamanca.

En la urbanización próxima a Santa Marta, los ladrones visitaron un chalet ubicado en la calle Alondra, donde produjeron importantes daños materiales, sin que haya trascendido por el momento la cuantía de lo sustraído durante el robo.

El segundo de los asaltos se registró en el piso piloto de una urbanización situada en el término municipal de Doñinos de Salamanca, donde los delincuentes también ocasionaron grandes destrozos en busca de su botín.

Ambos robos se unen al registrado en una pizzería de Santa Marta, donde tres ladrones, cubiertos con cascos de motos y armados con cuchillos, atracaron a última hora del domingo un establecimiento de pizzas cuando los trabajadores iban a cerrar el local. En concreto, los hechos se produjeron en torno a las 23.30 horas del domingo, en un local situado en las calles Juan XXIII con la carretera de Madrid y los asaltantes se llevaron un botín de 500 euros de la caja. Los ladrones huyeron del lugar en un vehículo antes de que llegara la Policía Local del municipio. La intranquilidad y la preocupación se están apoderando de los residentes en las localidades cercanas a la capital ante esta sucesión de ataques sin que hasta el momento se haya averiguado si se trata de una banda organizada o de delincuentes sin relación entre sí.