La oferta municipal de empleo sigue en crisis: sólo 14 plazas para 2016

El alcalde Fernández Mañueco junto a Fernando Rodríguez (Foto: F.Rivas)

El equipo de Gobierno plantea a los sindicatos una oferta laboral pírrica con sólo 14 plazas: las centrales echan en falta hasta 180.

El Ayuntamiento de Salamanca sigue en crisis. Al menos, en lo que a oferta laboral se refiere, porque a pesar de los reiterados anuncios de superávit y estabilidad de las cuentas el equipo de Gobierno pretende limitar la oferta de manera taxativa hasta el punto de que no daría ni para cubrir las necesidades de la Policía Local. Una oferta muy reducida que se limita, además, a puestos de técnicos.

 

Según las fuentes consultadas, el concejal del área de Hacienda y régimen interior, Fernando Rodríguez, ha hecho llegar a los sindicatos una propuesta con 14 plazas. Se trata, en concreto, de cuatro para la Policía Local, cinco para Bomberos y cinco técnicos: uno para el OAGER, un ingeniero superior de caminos, un ingeniero técnico agrícola, un arquitecto y un técnico de grado medio de ingeniería industrial. Son menos todavía que los que se ofrecieron el año pasado, cuando se quedó en cuatro de Policía y once de promoción interna.

 

La cifra es el punto de partida de la negociación, que empieza este lunes, pero está a años luz de las pretensiones de los sindicatos. Las fuerzas sindicales consideran que hace falta sacar a concurso entre 150 y 180 plazas para recuperar todas las que se han perdido en los últimos años por las limitaciones para contratar impuestas por el Ministerio de Hacienda a todas las administraciones. Calculan que, desde 2008, se ha perdido un 12% de una plantilla que ahora ronda el millar de efectivos.

 

 

OFERTA 'DE CRISIS'

 

Esto demuestra que, a pesar de las felicitaciones por el equilibrio económico alcanzado, este no es suficiente como para que el Ayuntamiento de Salamanca abandone la gestión de crisis. Hasta ahora ha habido límites a la contratación y sólo se podían reponer el 100% de las plazas que se pierden por jubilaciones en los servicios esenciales (Policía, Bomberos, servicios sociales) y el 50% del resto. Sin embargo, los sindicatos aseguran que no se están sustituyendo todas las bajas y que el déficit es alarmante.

 

De hecho, no se cubren las vacantes que hay cada año en Bomberos y Policía Local, donde sus sindicatos reclaman muchos más efectivos para reforzar los turnos y las patrullas. La respuesta ha sido convocar sólo cuatro plazas para Policía, que se suman a las cinco que se han resuelto estos días, y que corresponden con la oferta de 2015.