La oferta de empleo del Ayuntamiento: entre el mínimo de 17 puestos y los 150 que hacen falta

El edificio de servicios municipales de Íscar Peyra (Foto: Archivo)

El equipo de Gobierno tiene sobre la mesa la oferta laboral para 2016, que podría ser la primera 'pre crisis'. Los sindicatos exigen que el Ayuntamiento no se limite a cubrir jubilaciones porque se han perdido 180 puestos en los últimos años.

El Ayuntamiento de Salamanca tiene sobre la mesa una importante medida para generar empleo, objetivo habitualmente publicitado por todas las instituciones, pero que no ha servido para que muchas de ellas desbloqueen un instrumento fundamental: la oferta pública de empleo. Congelada desde hace años por las restricciones impuestas por el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, los sindicatos consideran que ha llegado el momento de reactivar esta faceta, pero los primeros contactos están muy lejos de lo necesario para recuperar la creación de empleo directo.

 

Tal y como está la normativa, la oferta depende de la tasa de reposición. Según los baremos de Hacienda, la tasa de reposición es del 50% de las plazas para los servicios generales y del 100% para aquellos servicios esenciales, como seguridad, bomberos o servicios sociales. Esas tasas se pueden aplicar siempre y cuando el municipio cumpla con los objetivos de estabilidad económica. Según las fuentes sindicales consultadas, actualmente se está negociando sobre la base de 11 plazas para servicios generales y de otras seis para los servicios esenciales. No cuentan las seis plazas de Policía Local para las que está abierto ahora mismo un proceso de selección, ya que corresponden a la oferta de 2015, ni tampoco las ofertas abiertas para contratar un nuevo jefe de Bomberos y cubrir el puesto de Oficial Mayor, para los que parece que no hay candidatos.

 

En total, 17 plazas para reponer bajas y jubilaciones. Está en la línea de lo que se hizo en 2015, cuando se convocaron cuatro plazas de Policía y once de promoción interna, además de algunas 'a dedo' que están fuera de este cálculo. Muy lejos de lo que piden los sindicatos. Las centrales calculan que el Ayuntamiento de Salamanca necesita cubrir no menos de 150 plazas que ha ido perdiendo en los últimos años y que no se han cubierto por las limitaciones de la tasa de reposición.

 

Según los sindicatos, hacen falta entre 150 y 180 plazas para recuperar el volumen de plantilla que se ha perdido durante los últimos años por las limitaciones para contratar, que estiman en un 12% sobre el millar de empleados que tiene ahora mismo el Ayuntamiento.