La oferta de alojamientos rurales crece en dos años cerca del 50%

Propuesta en Arribes. En estos momentos existen 55 establecimientos con una capacidad para 624 personas, además de dos albergues y dos cámpings. Ocupación. Del 100% en Semana Santa
Miguel Corral

La oferta de alojamientos rurales en la zona de Arribes registra durante los fines de semana de este mes de abril una ocupación del 100% de su oferta en los municipios enclavados en la vertiente salmantina del Parque Arribes del Duero, en estos momentos con 55 establecimientos y 624 plazas.

En el conjunto de la comarca de Vitigudino la oferta de alojamientos rurales se incrementa en 10 establecimientos, la mayoría situados en la zona del Yeltes y con una oferta en el global de 85 plazas. Además, a estos datos cabría sumar la oferta que proponen los cámpings de Pereña de la Ribera y Lumbrales, con 394 plazas, además de los albergues de Villarino de los Aires y Aldeadávila de la Ribera, con una capacidad entre ambos para 153 personas.

A la cabeza en cuanto a la oferta del número de plazas se sitúa el complejo turístico de Aldeaduero, en el Salto de Saucelle, con capacidad para 150 personas; y en cuanto a alojamientos, Aldeadávila lidera el ránking con siete establecimientos y una capacidad de alojamiento para 114 personas, además de los 116 de que dispone el albergue La Noria.

Estas cifras suponen casi un incremento del 50% respecto a la oferta disponible a finales de 2007, momento en el que se contabilizaban en toda la comarca un total de 48 alojamientos con una capacidad de 450 plazas.

Esta explosión de la oferta de establecimientos rurales en la comarca de Vitigudino viene influenciada por la declaración en 2002 del Parque Arribes, pues la mayoría de los visitantes orientan sus visitas a la realización de actividades ligadas a la naturaleza como rutas de senderismo, paseos fluviales por el Duero desde los muelles de Vilvestre y Aldeadávila, y visitas al Pozo de los Humos, paraje éste que se ha llevado la palma durante estas vacaciones de Semana Santa.

Por tanto, son los municipios incluidos en este espacio protegido los que mayoritariamente ocupan el escalafón en la oferta de alojamiento en la comarca vitigudinense, aunque existen casos como Villares de Yeltes, con varias casas rurales en el anejo de Pedro Álvaro, que parecería romper esa tendencia, aunque únicamente se trate de la excepción que confirma la regla. En cualquier caso, el incremento de la oferta se extiende actualmente por todo el partido jurisdiccional, y a excepción de algunos de los municipios más pequeños, todos ofrecen algún tipo de alojamiento.

Incremento en ocho años
Sobre esto último, cabe señalar que a principios de 2002 únicamente 21 de los 54 municipios de la comarca ofrecían algún tipo de alojamiento en los 26 establecimientos registrados, y que en ocho años esta cifra se ha duplicado, si bien, el dato más significativo es que se ha cuadriplicado el número de plazas disponibles, pues entonces apenas superaban el centenar.

A este incremento significativo de la oferta ha contribuido la puesta en marcha de complejos turísticos como el de Aldeaduero o la construcción de varios CTR en Aldeadávila. Además de este municipio y Saucelle, entre los que mayor oferta proponen se encuentran La Fregeneda (55 plazas), San Felices de los Gallegos (42), Hinojosa (36), Barruecopardo (30), Vilvestre (27) y Trabanca (26). Otro dato significativo, según la Junta de Castilla y León, es que Sobradillo, lugar donde se ubica la Casa del Parque Arribes en Salamanca, únicamente dispone de 12 plazas distribuidas en dos casas rurales.