La obra pública por habitante es la más baja de la región desde 2006

La consolidada percepción de los salmantinos de que sufren el abandono de las administraciones públicas es algo más que una sospecha. En los últimos cinco años, los gobiernos central y autonómico y las corporaciones locales han licitado proyectos por valor de 1.253,71 millones de euros, según reflejan los datos de la Cámara de Contratistas de Castilla y León.
J. ROMERO

En este último lustro, con las obras de las autovías a Madrid, Zamora y Cáceres ya en marcha, la inversión anual por habitante, 709,02 euros, ha sido la más baja de la Comunidad. Solo las provincias de Ávila y Segovia han padecido una marginación similar con, respectivamente, una licitación de obra pública anual media por habitante de, respectivamente, 715,86 euros y 752,97 euros. Nada que ver con el apoyo prestado por las administraciones públicas a sorianos, burgaleses y palentinos. En estas tres provincias castellanas y leonesas, la licitación de obra oficial equivale a una media anual por habitante de, en cada caso, 2.685,67 euros, 1.692,52 euros y 1.682,63 euros. La diferencia, por ejemplo, entre Salamanca y Soria es evidente. La licitación de obra pública por habitante es casi cuatro veces menor.
¿A qué se debe esta escasa actividad? La respuesta hay que buscarla en la ausencia de proyectos de iniciativa estatal, una vez concluidas las autovías y sin avances significativos en la Alta Velocidad, pero también en la inacción de la Junta. En este caso, una sola actuación, las obras de remodelación del complejo hospitalario, con 184,3 millones de euros, se lleva casi un tercio de la licitación de obra pública autonómica. En total, el Gobierno de Juan Vicente Herrera ha gastado 585,44 millones de euros en los últimos cinco años, la cuarta mayor cantidad de la Comunidad tras Burgos (701,68 millones), Valladolid (640,62) y León (626,32). Menos generoso se ha mostrado el Ejecutivo central. La licitación de obra oficial del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se limita a 269,97 millones de euros desde 2006, con una rebaja en cinco años del 93,90%. En 2010, la inversión fue apenas de 6,80 millones de euros. En 2006, con la licitación de dos tramos de la Autovía de Madrid: Peñaranda de Bracamonte-Villar de Gallimazo y Narros del Castillo (Ávila)-Peñaranda deBracamonte supuso una inyección económica de más de 81 millones de euros. En los últimos cinco años, el Estado ha licitado por valor de 269,97 millones de euros, solo por encima en la región de Ávila (83,3 millones) y Segovia (118,36), y muy lejos de Burgos (1.907,68), León (1.549,23) y Valladolid (1.274,71).

Mientras, las administraciones locales han adelantado al Estado como promotoras de obra pública, con una licitación de 398,3 millones de euros en el último lustro, la cuarta mayor de la región tras Valladolid (697,86 millones), León (637,16) y Burgos (562,65). Entre los proyectos más destacados están las urbanizaciones del sector 77 de La Platina (18,2 millones) y del sector Marín I (14,4), y la construcción del cuartel de la Policía Local (13,8).