La obra de Van Gogh y la palabra de Artaud se fusionan en una muestra en el Museo de Orsay de París

El Museo de Orsay de París acoge hasta el 6 de julio una exposición en la que une la obra pictórica de Vincent Van Gogh y la palabra del dramaturgo francés de vanguardia Antonin Artaud.

La muestra, titulada 'El hombre llevado al suicidio por la sociedad', reúne 55 obras de Van Gogh con comentarios de Artaud para verlas con un nuevo prisma.

Artaud, uno de los grandes teóricos de la escena, reconocido por su corto pero influyente tratado de 1938 'El teatro de la crueldad', estuvo, al igual que Van Gogh, atormentado en vida por alucinaciones y hospitalizado en recintos psiquiátricos.

El dramaturgo defendió a Van Gogh en un libro de 1947 que culpaba a la sociedad por su muerte. Más que un loco, el pintor era para Artaud alguien sin miedo a mostrar la realidad, un artista que podía "escudriñar la cara de un hombre con una fuerza tan abrumadora, diseccionando su refutable psicología como un cuchillo", según indicó.

"Nadie nunca ha escrito, pintado, esculpido, modelado, construido o inventado excepto para salir del infierno", escribió Artaud, que tras una vida exorcizando sus propios demonios fue encontrado muerto en 1948 a los 51 años en la cama de una clínica, posiblemente por una sobredosis de hidrato de cloral.