La nueva rotonda del Paseo de la Estación se llamará Heredero Gil

Juan José Aliste (Foto:F.Rivas)

El callejero de Salamanca incorporará nuevos nombres de víctimas de ETA

La nueva Glorieta del paseo de la Estación de Salamanca llevará el nombre del coronel Antonio Heredero Gil, asesinado por ETA en la capital salmantina el 2 de septiembre de 1992.

 

Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco,  tras reunirse previamente con Juan José Aliste, también víctima del terrorismo etarra y delegado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), y la viuda del coronel Heredero, Blanca Ortiz de la Tabla.

 

La Glorieta del paseo de la Estación, próxima del domicilio donde residió Antonio Heredero, regula la intersección de las tres vías arteriales de esta zona de la ciudad: avenida de Portugal, paseo de la Estación y túnel de la Televisión, y en su superficie de 325 metros cuadrados reúne elementos ferroviarios evocando en el antiguo paso de las vías del tren por este mismo lugar.

 

“En Salamanca y en la comunidad autónoma de Castilla y León hemos sufrido el dolor de perder a muchos seres queridos por culpa del terrorismo, hemos aprendido a vivir con ese horror, consolando a las víctimas y apoyándolas a ellas y a sus familias”, ha declarado el alcalde.         

 

En este sentido, Fernández Mañueco ha incidido en que las víctimas del terrorismo “siempre permanecen en nuestra memoria en un lugar preferente porque son nuestra referencia moral”.

 

OTRAS VÍCTIMAS

 

El primer edil también ha anunciado que, a petición de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, otras dos calles de Salamanca, en una ubicación “aún por definir”, llevarán el nombre de los guardias civiles salmantinos Antonio Tejero Verdugo y Antonio Fernández Álvarez asesinados por ETA.

 

Antonio Tejero Verdugo fue herido en atentado terrorista en Villacastín (Segovia) el 12 de noviembre de 1977 falleciendo días más tarde a consecuencia de las graves heridas sufridas.

 

El también guardia civil Antonio Fernández Álvarez fue asesinado en atentado terrorista el 21 de agosto de 1988 en Estella (Navarra). Ambos están enterrados en Salamanca, su ciudad natal. 

 

OTRAS CALLES

 

Por otra parte, Alfonso Fernández Mañueco ha anunciado que el callejero de Salamanca también incorporará la calle ‘Al Abogado de Oficio’, atendiendo una petición del Colegio de Abogados de Salamanca, “en reconocimiento a su función social”.

 

Asimismo, y a sugerencia de Comisiones Obreras, otra calle de Salamanca, también en una ubicación por determinar, hará referencia a los abogados asesinados en un despacho laboralista de la madrileña calle Atocha el 24 de enero de 1977.

 

Entre los cinco fallecidos trabajaba el abogado salmantino Serafín Holgado, que tiene una calle con su nombre en la capital salmantina donde el Ayuntamiento, coincidiendo con el 30 aniversario de su asesinato, le dedicó una placa en bronce en la que se puede leer: “Serafín Holgado de Antonio. Salmantino muerto en Madrid, en defensa de la libertad, el 24 de enero. En su memoria y en nombre de la ciudad, el Ayuntamiento de Salamanca”.