La nueva gerente del Hospital de Salamanca incorpora a tres nuevos directivos y baraja más cambios

Cristina Granados Ulecia, nueva gerente del Complejo Asistencia de Salamanca.

La gerente del Hospital, Cristina Granados, trae su maleta salmantina llena de cargos: ha nombrado a tres nada más llegar y no descarta más. Se ocupan algunos puestos que no se habían cubierto. Mientras, la plantilla espera novedades sobre su ampliación.

La nueva gerente del Hospital de Salamanca, Cristina Granados Ulecia, ha incorporado a tres nuevos directivos, puestos para los que ha nombrado a personal de confianza y que había coincidido entre sí con la gerente y la nueva directora en la sanidad de Castilla-La Mancha y la de Extremadura y que abandonaron sus cargos con los cambios políticos tras el pasado 24-M. Una serie de 'fichajes' que podría aumentar dado que tiene la posibilidad de cubrir todos los puestos de alta dirección previstos y que habían estado sin cubrir.

 

Las nuevas incorporaciones se han producido en las pocas semanas que Granados lleva en el cargo: la gerente ha llenado su maleta salmantina de cargos. La nueva gerente fue presentada el día 30 de julio en Salamanca por el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y empezó a ejercer de manera inmediata. Al poco tiempo, incorporó a una nueva directora de gestión y servicios generales, Pilar Hermoso Porras, con la que coincidió en la sanidad manchega.

 

Después, hace un par de semanas, se produjo el cese de Francisco Galonce, que durante cerca de 20 años había sido uno de los subdirectores de gestión en el área de ingeniería y que se ocupaba de todo lo relativo al mantenimiento e instalaciones del complejo hospitalario. En su lugar se ha incorporado a Luis Miguel González Fuentes, con el que la directora de gestión coincidió en Extremadura. La última incorporación es la de Eulalia Poveda Lozano, que ocupa la subdirección de gestión económica y suministros, una plaza que no tenía inquilino.

 

Todas estas incorporaciones están confirmadas por la Junta de Castilla y León, y no se descarta que haya más. Todavía son varios los puestos vacantes en el área de dirección que, además, se ocupan con personas de confianza y la gerencia habría manifestado su intención de cubrirlos. Según fuentes de la Junta, el equipo está en plena remodelación y puede haber nuevos cambios.

 

Es habitual que una nueva gerencia incorpore a cargos de su confianza para hacer su equipo, aunque el antecesor de Granados no llegó a hacerlo por completo. El organigrama se asienta en la dirección médica, la dirección de calidad, la dirección de enfermería y la dirección de gestión, y los cambios se han concentrado hasta ahora en esta última. Sin embargo, los sindicatos han recibido con sorpresa las incorporaciones porque la situación actual del complejo hospitalario, con numerosos problemas, en plenas obras y con la ampliación de plantilla prometida y pendiente no hacían esperar que la gerencia empezara por cambiar el equipo directivo.

 

Además, representantes de UGT y CCOO han manifestado que este tipo de cargos deberían de darse por valía y mérito, y "dejar de lado los amiguismos", y lamentan que haya presupuesto para cargos y contratos de alta dirección y no para contratar enfermeros o más personal.