La noche de Salamanca se llena de crisantemos, corazones y meteoros en honor a San Juan de Sahagún

Fuegos San Juan de Sahagún
Ver album

Los fuegos artificiales, el clásico con el se inaugura la festividad de San Juan de Sahagún, han brillado en la noche salmantina. La lluvia apareció pero respetó lo suficiente la tradición. 

Es uno de los platos fuertes de la festividad de San Juan de Sahagún y aunque durante buena parte de la jornada se temió que pudieran ser suspendidos por la lluvia y por el viento, al final el tiempo ha querido dar una tregua a la pirotecnia y sumarse así a la fiesta. Así como cada año se ha repetido la rutina y a las once menos veinte de la noche ha dado comienzo un espectáculo de fuegos artificiales en el entorno del Puente Romano.

 

La empresa encargada de llevarlos a cabo ha sido Pirotecnia Global Foc, quien obtuvo el Premio Jurado Joven en el Festival Internacional de San Sebastián, en 2012.

 

En honor a San Juan de Sahagún han utilizado más de 1.300 unidades pirotécnicas y durante casi 20 minutos la noche de Salamanca se ha llenado de espectaculares efectos como crisantemos, peonias, volcanes, torbellinos, cantarellas, meteoros, emoticonos y corazones que han arrancado los aplausos del numeroso público. 

 

A mitad del espectáculo aparecieron las primeras gotas de lluvia pero no arreció y el agua respetó la tradición.