La niebla provoca problemas de visibilidad en la A-62

Parada de Rubiales, Villares de la Reina, Ciudad Rodrigo y Carpio de azaba, afectadas

La niebla ha vuelto un día más a Salamanca y a Castilla y León. En concreto, en esta ocasión se ven afectadas varias carreteras de la provincia por problemas de visibilidad derivados de la niebla en la A-62 desde el kilómetro 105 en Parada de Rubiales hasta el 235 en Villares de la Reina en ambos sentidos.

Además, también existen problemas en la A-62 desde el kilómetro 320 en Ciudad Rodrigo hasta el kilómetro 341 en Carpio de Azaba en ambos sentidos.

En el resto de Castilla y León, Valladolid es la provincia más afectada por esta inclemencia ya que hay bancos de niebla que dificultan la conducción en once tramos de carreteras como la A-62 en Cigales y en Villafrades de Campos, A-6 en Medina del Campo y en Tordesillas, A-11 en Tudela de Duero y en Tordesillas, A-601 y N-601 en la capital y N-601 en Olmedo, N-122 en Sardón de Duero y N-610 en Villafrades de Campos.

Además, en Zamora hay bancos de niebla que merman la visibilidad en seis tramos de carreteras: A-6 en Cotanes del Monte, A-62 en Cañizal, N-630 en Granja de Moreruela y en San Cristóbal de Entreviñas, N-631 en Montamarta y N-122 en la capital.

En Burgos, por su parte, los bancos de niebla afectan a siete tramos en la BU-30 y A-62 en la capital, N-I en Castil de Peones y Monasterio de Rodilla, AP-1 en Miranda de Ebro, A-1 en La Puebla de Arganzón y A-231 en Villanueva de Argaño.

También hay niebla que dificulta la conducción en tres carreteras de Ávila, CL-605 y A-6 en Arévalo y CL-610 en Madrigal de las Altas Torres, y en otras tres de Palencia, A-231 en Carrión de los Condes y A-62 en Dueñas y Quintana del Puente.