La NASA y Google se unen para controlar la deforestación mundial en "tiempo real"

NASA y Google contra la deforestación
Global Forest Watch (GFW) es el nuevo proyecto medioambiental en el que Google y la NASA se han unido para controlar la deforestación a nivel mundial. Se trata de un sistema de vigilancia que promete información "casi a tiempo real" sobre el estado de los bosques del planeta.
MADRID, 24 (EUROPA PRESS)



Según han explicado los responsables de esta iniciativa, GFW utiliza los cientos de miles de imágenes que obtienen los satélites de la agencia espacial estadounidense, así como los datos que aquellas personas que quieran colaborar y que se envíen desde el terreno.

Además, Google ha conseguido el respaldo de más de 40 empresas, que ven en esta nueva base de datos el método perfecto para demostrar que sus productos son sostenibles. Del mismo modo, la tecnología ha sido financiado por Reino Unido, Noruega y Estados Unidos.

A pesar de que cada vez es mayor la concienciación acerca de los efectos de la deforestación, la magnitud de la pérdida de bosques desde el año 2000 ha sido significativo. Los datos de Google y de la Universidad de Maryland apuntan a que el mundo perdió 230 millones de hectáreas de árboles entre 2000 y 2012. Según los activistas forestales. esto equivale a 50 campos de fútbol, cada minuto de cada día durante 12 años.

Los expertos han explicado que, uno de los grandes problemas para erradicar la deforestación es la falta de información precisa lo que "no permite a las personas y a las empresas gestionar correctamente los bosques", ha apuntado uno de los responsables, Andrew Steer. La intención de este proyecto es que "los malos no se puedan ocultar y los buenos sean reconocidos por su administración", ha añadido.

TECNOLOGÍA FÁCIL PARA USUARIOS

La tecnología de GFW permitirá a activistas y las comunidades locales subir información, fotos y videos de las áreas forestales vulnerables de todo el mundo. Google ha indicado que la tecnología es fácil de usar. Además, el programa incorporará información sobre áreas protegidas, madereras, mineras y de aceite de palma, así como las alertas de incendios forestales que destaca la NASA.

"La herramienta está dirigida a políticos y tomadores de decisiones, pero también a los grupos indígenas", apuntan los responsables en nota de prensa. En este sentido, pone como ejemplo que, en Brasil, los Paiter Surui ya utilizan los teléfonos inteligentes y el software de GPS para controlar la tala ilegal.

"Para los gobiernos de países como la República Democrática del Congo e Indonesia, la tecnología podría ser útil para ayudar a hacer cumplir las leyes sobre el registro que, a menudo, son violados", apunta la información.