La Mosca del Olivo, Ăşnica plaga con cierto riesgo en la provincia

La Junta ya ha terminado las prospecciones de langosta en los municipios afectados

La Junta de Castilla y LeĂłn, a travĂŠs de los tĂŠcnicos especializados, realiza labores de control y erradicaciĂłn de la plaga de la Mosca del Olivo en varias zonas de la localidad de Sotoserran, de gran tradiciĂłn olivarera, con el objetivo de frenar el desarrollo de la enfermedad que termina con la planta.

Ésta es por el momento, la única preocupación importante para los técnicos de la Administración regional en relación con las plagas, toda vez que ya han terminado con las labores de control y mantenimiento de la plaga de langosta en algunas zonas de la provincia pero que no han tenido una incidencia muy negativa en los cultivos.

Uno de los factores que favorece al escaso desarrollo de las plagas en este aĂąo 2011 son las temperaturas del actual verano, no demadiado elevadas, por lo que la propagaciĂłn y apariciĂłn de focos de plagas se reduce mĂĄs que en otras circunstancias.

No hay que olvidar que se trata de una plaga muy daĂąina porque el insecto, muy parecido a la Mosca de la fruta, pasa el invierno enterrada en el suelo. Por ello, los adultos aparecen en primavera y suelen porner un huevo por aceituna. La larva come de la pulpa de la aceituna y labra galerĂ­as. La larva se alimenta de la pulpa de la oliva, la pudre y reseca, por lo que el aceite pierde calidad y es mucho mĂĄs ĂĄcido.